martes, 25 julio 2017
00:15
, última actualización
Salud pública

CCOO denunciará ante Inspección de Trabajo a los colegios con aulas que superen los 27 grados

Demanda que la Consejería de Educación realice un plan integral de renovación y adaptación de las instalaciones» de los centros educativos

19 jun 2017 / 12:42 h - Actualizado: 19 jun 2017 / 12:49 h.
  • Niños con los pupitres en el patio del colegio Marie Curie. / El Correo
    Niños con los pupitres en el patio del colegio Marie Curie. / El Correo

El sindicato CCOO ha anunciado este lunes que sus delegados de prevención iniciarán reclamaciones urgentes ante la Inspección de Trabajo cuando tengan conocimiento de centros educativos que superen los 27 grados centígrados de temperatura para «evitar riesgos en la salud» de alumnos, profesores y resto de trabajadores.

El secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO Andalucía, Diego Molina, advierte en un comunicado de que la actual ola de calor «está provocando altas temperaturas en las aulas andaluzas, incumpliéndose en numerosos casos la normativa de riesgos laborales y poniendo en peligro la salud del alumnado y de los trabajadores de los centros educativos», por lo que ha instado al profesorado a informar al sindicato si el aula supera los 27 grados para actuar ante Inspección de Trabajo.

En un comunicado, Molina recuerda que el Real Decreto 486 de 1997 sobre seguridad y salud en los puestos de trabajo determina la temperatura que deben tener los locales donde se realizan trabajos sedentarios debe oscilar entre los 17 y los 27 grados centígrados, lo que «coincide con la mayoría de las actividades que se realizan en los centros de enseñanza».

En este sentido, el representante de CCOO indica que «esta normativa afecta en los centros educativos no sólo a las aulas, sino a las oficinas, talleres, pasillos, escaleras, comedores y a todas las instalaciones educativas» y subraya que su incumplimiento «pone en peligro la seguridad del alumnado y de los propios trabajadores de los centros».

Según el sindicato, dicha norma establece que en invierno la temperatura debe mantenerse entre 17 y 24 grados, mientras que en verano la temperatura debe oscilar entre 23 y 27 grados. CCOO denuncia que esta temperatura máxima «se está incumpliendo en numerosos centros andaluces de todos los niveles educativos» tanto de titularidad pública como privada y advierte de que superar los 27 grados puede «dañar la salud y producir catarros, molestias e incomodidad a los trabajadores y alumnado afectando a su bienestar, a la ejecución de las tareas y al rendimiento laboral y escolar» además poder llegar a «dar lugar a pérdidas de conocimiento, mareos, vértigos, trastornos circulatorios y cardíacos».

PLAN INTEGRAL DE RENOVACION DE INSTALACIONES

Por todo ello, Molina demanda que la Consejería de Educación realice un «plan integral de renovación y adaptación de las instalaciones» de los centros educativos porque considera que «los episodios de calor no son solo una eventualidad de este año, sino que se vienen produciendo desde hace varios cursos». En este sentido, reclama «inversiones para remodelar los centros con la tecnología necesaria, preferentemente sostenible, para corregir tanto bajas como altas temperaturas, tal como ocurre en otros países europeos».

Junto a ello, el representante de CCOO urge a tomar «medidas excepcionales de ser necesarias, pues no se puede obligar a un estudiante o a un trabajador a desarrollar su labor en auténticas saunas, tal como se está produciendo en estos días, o en congeladores como sucede en invierno».

«Si una gran nevada o inundación obliga al cierre de las aulas, no entendemos que una ola de calor o de frío, como las que padece Andalucía en ocasiones, no sea motivo para paralizar transitoriamente las clases en tanto no se realizan las adaptaciones espaciales necesarias», concluye el responsable sindical.


  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016