domingo, 21 julio 2019
13:47
, última actualización

La Policía no descarta ninguna hipótesis sobre la desaparición

Madre e hija siguen en paradero desconocido al igual que su pareja, que tiene antecedentes

21 sep 2017 / 06:36 h - Actualizado: 21 sep 2017 / 08:55 h.
  • El cartel que las familias están difundiendo por las redes sociales. / El Correo
    El cartel que las familias están difundiendo por las redes sociales. / El Correo

La investigación que está llevando a cabo el Grupo de Homicidios del Cuerpo Nacional de Policía no descarta ninguna hipótesis sobre la desaparición de la joven embarazada de 26 años de edad, Sandra Capitán Capitán, y su hija de seis años, Lucía Begines Capitán, que se encuentran en paradero desconocido desde el pasado sábado día 16 de septiembre. Fue el pasado lunes cuando la abuela y madre de las jóvenes, Josefa Raquel Capitán, denunció su desaparición ante la Policía Nacional.

La investigación de esta «extraña» desaparición de madre e hija comenzó este lunes cuando la madre de la joven y abuela de la menor presentó una denuncia por desaparición ante la Policía Nacional, tras lo que se inició una investigación para tratar de localizar tanto a Sandra Capitán, embarazada de tres meses, como a su hija Lucía, menor de edad.

La Policía Nacional continúa con las pesquisas y precisaron que la actual pareja sentimental de Sandra también se encuentra en paradero desconocido –algo que ya advirtió la familia de Sandra–. Las fuentes manifestaron que es un varón de nacionalidad turca con antecedentes policiales por delitos contra la salud pública, entre otros, al que la Policía tiene identificado desde el primer momento. Al respecto hay que señalar que la madre de Sandra apuntó a este periódico que «llevaban algo más de un año juntos, pero se negaba a que lo conociera. Creo que es porque es más mayor que ella». A pesar de no tratar con él, Josefa explica que su hija le hablaba «muy bien de su pareja».

«Retenida en algún lugar»

La familia de la desaparecida aseguró que no creen que se hayan marchado por su propia voluntad y descartan que se trate de un caso de violencia de género. Hay que recordar que Raquel Capitán afirmó a este periódico este martes que su hija Sandra «está retenida en algún lugar. No se hubiera ido voluntariamente sin decirme nada». Al respecto, fuentes cercanas a la familia ratifican que Josefa y Sandra estaban «muy unidas» y que de haberse marchado voluntariamente, «su madre lo hubiera sabido».

Del mismo modo, Silvia Capitán Dama, tía de la joven, manifestó a Efe que la pareja «no tenía problemas ni había nada alarmante», por lo que la familia no sabe «qué pensar». Silvia subrayó que están «muy preocupados». También argumentó que coincidió alguna vez con la pareja de su sobrina, pero afirmó que no lo conoce «realmente», por lo que no sospecha ni sabe «nada».

Detalles de las jóvenes

La joven, Sandra, mide 1,75 metros de estatura y tiene el pelo largo y castaño. Además tiene numerosos tatuajes. Por su parte, Lucía tiene un brazo escayolado como consecuencia de una lesión en una caída de patín. Ambas residen en la barriada de Bellavista. El teléfono móvil de Sandra está apagado desde el pasado sábado, mientras que su vehículo está aparcado en las inmediaciones de su vivienda, según confirmaron los familiares.

Las redes sociales están volcadas con la desaparición de estas dos sevillanas, madre e hija. Al respecto, el Grupo de Homicidios del Cuerpo Nacional de Policía, quienes pidieron que cualquier información que alguien pueda aportar sea comunicada a los teléfonos 062, 091 o 112.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016