miércoles, 12 diciembre 2018
02:42
, última actualización

Partida de 21 millones para rehabilitar 300 casas en Los Pajaritos

El Ayuntamiento prevé volver a derribar bloques. Estima que en otoño Junta y Estado declararán la zona como Área de Regeneración Urbana

24 jul 2018 / 20:32 h - Actualizado: 24 jul 2018 / 22:18 h.
  • Los dos primeros bloques se derribaron en 2014 y se concluyeron en 2017. / Manuel Gómez
    Los dos primeros bloques se derribaron en 2014 y se concluyeron en 2017. / Manuel Gómez

La rehabilitación de viviendas será otro tema capital dentro del plan municipal de la vivienda. Y el distrito de Tres Barrios-Amate es su «prioridad». Esto se traduce en que el Ayuntamiento de Sevilla planea una nueva intervención en Los Pajaritos, uno de los barrios más empobrecidos del país en el que el gobierno municipal quiere acabar con la infravivienda.

Fue en agosto de 2014 cuando se derribaron los dos primeros bloques, en las calles Estornino y Gavilán. No ha sido hasta este mandato cuando los pisos se han vuelto a construir con un total de 62 viviendas protegidas, en lugar de las 96 que existían previamente, y garaje para aparcamiento bajo rasante. La reducción en el número de viviendas se debe a que las dimensiones actuales –unos 65-70 metros cuadrados– distan mucho de los 40-50 metros cuadrados de las antiguas viviendas. Mientras, los antiguos inquilinos fueron realojados en un inmueble «puente». Ahora, el Ayuntamiento está en conversaciones con estos vecinos para plantear la vuelta a la barriada de aquellos que estén interesados.

Así, mientras culmina este primer proceso, que se alargado considerablemente en los plazos iniciales, el Ayuntamiento pone sobre la mesa en su plan nuevos derribos de edificios y los consiguientes realojos de los inquilinos de las viviendas afectadas, con un presupuesto de 21 millones. El primer hito en el horizonte llegará el próximo otoño cuando el gobierno local estima que Junta de Andalucía y Estado acordarán la consideración de la zona como Área de Regeneración Urbana, lo que permitirá acceder a partidas que faciliten la actuación en la rehabilitación de la barriada. De hecho, el alcalde ya planteó ayer la necesidad de llegar a un acuerdo entre las tres administraciones para la financiación.

En concreto, el gobierno local estima que serán unas 300 viviendas las que se podrán replantear en estos cinco años. Esto implica que se verán afectadas muchas más familias puesto que, como sucedió con los primeros bloques, se levantarán un menor número de VPO, que saldrán en régimen de alquiler social, debido a las dimensiones de los hogares de Los Pajaritos.

Además, Espadas señaló la necesidad de trabajar en la coordinación entre Servicios Sociales municipales y Emvisesa de manera previa a cualquier actuación urbanística. Y es que, a diferencia de lo que sucedió con los primeros bloques, en este caso no se cuenta con los edificios puente de Regiones Devastadas –solo quedarán libres los pisos que dejen los vecinos que decidan volver al barrio tras la construcción de los dos primeros inmuebles–. Por ello, el Consistorio deberá negociar los realojos con los inquilinos, que se harán en distintos puntos de la ciudad, una vez que la empresa pública de vivienda disponga de oferta en el parque público.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016