Ana Guerra: “Mis heridas se están curando con la voz de quien canta mis canciones”

La cantante nos desvela los detalles más interesantes de su nuevo disco “La luz del martes”

Verónica Ojeda verojeper /
01 oct 2021 / 04:00 h - Actualizado: 01 oct 2021 / 10:46 h.
"Música","Historia","Historia","Entrevista","LGTBI","Musical","Pandemia","Salud mental"
  • Ana Guerra.
    Ana Guerra.

“Estoy durmiendo poco y necesito encontrar un buen antiojeras, pero estoy súper contenta”, dice Ana Guerra entre risas. La cantante se encuentra en una nube desde que estrenó su nuevo disco hace apenas unos días y, a pesar de la falta de sueño, se siente aún una “incrédula” por todo lo que está pasando. Con “La luz del martes” ha encontrado su esencia y su identidad, algo que para ella era una “búsqueda constante y casi agobiante”. Ana nos cuenta durante una entrevista con El Correo de Andalucía los detalles más interesantes de su nuevo álbum: las emociones que esconde tras él, las anécdotas, la gira que tiene preparada y más cosas. Podéis verla al completo en el siguiente enlace.

Ana se traslada al pasado, al presente y al futuro para revivir las 12 historias de sus 12 canciones, como si las viviera en ese mismo instante. “El disco es una montaña rusa. Hablo del gran tema de los artistas, el amor, pero lo hago en todas sus facetas: de cuando conoces a una persona, de cuando te enamoras, de cuando tienes una relación, de cuando hay algo que no va bien y no sabes por qué, y de cuando hay una ruptura... Yo he vivido todo eso y lo he volcado en mis temas. También hablo de mi familia y de lo que los echo de menos, de las ganas de que se acabe la pandemia y hago un canto al colectivo LGTBI. No sé cómo voy a gestionar todas estas emociones en los conciertos”, confiesa. En este sentido, Ana explica que esta explosión de emociones que se escuchan tras sus versos hay que oírlas en el orden que planificó para su disco. “Como artista pretendo que tú dediques un par de horas de tu tiempo a escuchar mi disco sin hacer nada más, para así llevarte de viaje por mi música. A mí me gustaría que te subieras al avión que yo he propuesto y no que te subas a otro y las escuches desordenadas”, explica.

Ana confiesa que “Planes” es la canción más especial para ella porque “fue una terapia muy bestia”. “La empecé a componer, la dejé a medias y 6 meses después la volví a retomar. Es una canción que está dividida en dos épocas de mi vida totalmente diferentes”, afirma.

La cantante habla abiertamente sobre la salud mental y de cómo, de alguna manera, la ansiedad influyó en su disco: “La luz del martes nace de un pozo y de tocar fondo. He necesitado mucha ayuda y mucha terapia para salir de ahí”. “Me imagino como una persona que está llena de tiritas. Cada vez que compongo me miro y decido qué tirita me quito. Veo qué herida hay abajo, qué me ha pasado e indago. Así empiezo a sanar las heridas porque empiezo a hablar, a contar la realidad de la historia que hay detrás y te sientes comprendido. Te vas al estudio, la grabas y la vuelves a cantar. Y cuando te subes a un escenario y ves que hay alguien que está cantando tu herida... su voz hace que mis heridas se curen”, añade.

Antes de acabar la entrevista, le preguntamos qué le diría a la Ana de hace cinco años y a la de dentro de diez. “No pierdas el norte ni el objetivo ni el por qué haces esto”, expresa. Sin duda, una artista cada vez más empoderada que si algo tiene claro es que en su carrera musical “hay que tirar un poco más del freno de mano”.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla