sábado, 25 septiembre 2021
22:31
, última actualización
Economía

Alestis no despegará hasta que se logre refinanciar la deuda de Ficosa

Ya sólo queda por pronunciarse el Banco Europeo de Finanzas (BEF). Tras hacerlo Unicaja y ayer el consejo de administración de Cajasol, sólo queda esa entidad andaluza por decir si sigue adelante con la entrada en la matriz de la firma de automoción Ficosa.

el 15 sep 2009 / 20:20 h.

Ya sólo queda por pronunciarse el Banco Europeo de Finanzas (BEF). Tras hacerlo Unicaja y ayer el consejo de administración de Cajasol, sólo queda esa entidad andaluza por decir si sigue adelante con la entrada en la matriz de la firma de automoción Ficosa. Alestis -antigua Sacesa- continúa a la espera.

Ha pasado más de año y medio y Sacesa, la empresa aeronáutica andaluza de referencia, sigue sin convertirse en Alestis. Fue en verano de 2007 cuando se planteó la operación de que nuevos socios dieran mayor dimensión para convertirla en una empresa a la altura de las primeras nacionales del sector. El planteamiento que cobró fuerza fue el presentado por los grupos vasco Alcor y el catalán Ficosa. El primero dedicado al sector aeronáutico, el segundo a la automoción, fundamentalmente.

La clave para que la operación fructificara estaba en la condición impuesta por Ficosa para que las cajas andaluzas con más peso -léase Unicaja y Cajasol- entraran con una participación en la matriz de la compañía. Posteriormente se les unió el BEF, en el que están representadas las cinco cajas de ahorros andaluzas.

Su entrada implica una inyección de capital conjunta de 50 millones de euros para impulsar la constitución y la actividad de Alestis, antigua Sacesa, vía ampliación de capital, que en total ascendería a 100 millones.

Sin embargo, este movimiento accionarial no está exento de condiciones. Primera de ellas, que todos los agentes implicados que dieron el sí inicial cumplan, esto es, Unicaja (que ya lo ha hecho), Cajasol (que lo hizo ayer), y el BEF, que prevé celebrar en enero un consejo de administración, "posiblemente de carácter extraordinario", donde se aborde este proyecto y otras acciones de inversión pendientes. Y junto a ellas, Caixa Catalunya -que también lo ha confirmado ya oficialmente- y el Instituto Catalán de Finanzas.

La segunda, en la que todas las entidades participantes coinciden, es la más importante. La operación queda sujeta a la "refinanciación previa" de la deuda del grupo catalán. Es la parte más delicada, ya que es la automoción uno de los sectores que más está sufriendo los efectos de la crisis y de la caída del consumo en la compra de vehículos, además de la complejidad de renegociar la deuda con el sector financiero en el contexto actual de restricción del crédito. Y la tercera cláusula, según reseña Cajasol, que se cierren los pactos de accionistas y acuerdos de inversión, mediante los cuales se garantice que el dinero va para el proyecto industrial con epicentro en Andalucía y no a otras cuestiones como rebajar la deuda de Ficosa.

Con estos ingredientes, Cajasol autorizó ayer destinar 20 millones para la ampliación de capital de la matriz de Ficosa, que se concretará en una participación del 40% de la nueva sociedad de inversión que se creará para entrar en la firma catalana, y en la que Unicaja irá con el mismo porcentaje del 40% (otros 20 millones), mientras que los 10 restantes los pondrá el BEF (un 20%). Los 50 millones restantes llegarán de Caixa Catalunya y el Instituto Catalán de Finanzas.

  • 1