viernes, 17 septiembre 2021
22:11
, última actualización
Deportes

Calderón se enfrenta a una asamblea 'calentita'

Los 2.100 socios compromisarios del Real Madrid están citados en el Palacio de Congresos del Campo de las Naciones para su Asamblea anual, en la que deberán aprobar, si procede, la cuenta de resultados del pasado ejercicio y el presupuesto para el próximo.

el 15 sep 2009 / 19:29 h.

Los 2.100 socios compromisarios del Real Madrid están citados en el Palacio de Congresos del Campo de las Naciones para su Asamblea anual, en la que deberán aprobar, si procede, la cuenta de resultados del pasado ejercicio y el presupuesto para el próximo, el más alto de la historia del club, que superará por primera vez los 400 millones de euros (400,2).

El presidente del Real Madrid, Ramón Calderón, que contará con una férrea oposición, se someterá a un referéndum por parte de los socios en el que, más allá del ejercicio económico, lo que deberán respaldar será su gestión global, cuestionada desde algunos ámbitos y más tras el discreto inicio deportivo.

Por su cabeza no pasa "arrojar la toalla", algo que en ocasiones le ha recriminado el anterior mandatario Florentino Pérez, y también confía en que la Asamblea no se convierta en un plebiscito y se mantengan las formas. "Si hay una moción de censura, la aceptaré y les animo a presentarla, ése es el camino, no el grito o el insulto. Esa imagen es muy mala, y ese escándalo y esos gritos no son buenos", aseguraba a principios de semana. "No voy a abandonar la nave, ganas no faltan a veces, pero sé que son gajes del oficio", recalcó, confiando en que el buen balance económico, con unos beneficios brutos antes de impuestos de 51,4 millones de euros, 7,4 más que en el ejercicio anterior, sean respaldados.

Además, desde el club no escoden la deuda, de 199 millones de euros, aunque explican que esto no es algo malo, ya que la entidad cuenta con una elevada solvencia según los contadores financieros, por lo que confían en que los socios lo aprueban sin problemas.

Sin embargo, y dada la discreta situación deportiva del equipo, asolado por las bajas, el presidente ha querido dar 'regalos' navideños al técnico y a los aficionados, dos futbolistas que reforzarán el equipo, aunque sólo vienen para ayudar, el primero de ellos, Klaas Jan Huntelaar, que ya fue presentado. El respaldo a Schuster también podría costarle las iras de la afición, aunque la siguiente prueba para el alemán llegará por la tarde, cuando el Sevilla visite el Bernabéu, y con la vista puesta en los duelos que cierran el año ante el Barcelona y el Valencia.

Por si fueran pocas las adversidades, la dimisión de Míchel ha ensombrecido también las horas previas, sobre todo por sus denuncias a la mala o nula relación con el mandatario, al que acusa de haber hecho caso omiso de la cantera madridista, a la que ha ninguneado salvo para su propio beneficio.

  • 1