miércoles, 23 septiembre 2020
02:13
, última actualización
Deportes

Catorce jornadas después puede desprenderse del farolillo

El Cajasol tiene hoy una buena oportunidad para dar un golpe de efecto en la batalla por la salvación, un golpe de efecto y un golpe moral. Acumula catorce jornadas consecutivas como colista y una victoria en San Sebastián puede mandar el farolillo rojo a Murcia.

el 15 sep 2009 / 21:59 h.

El Cajasol tiene hoy una buena oportunidad para dar un golpe de efecto en la batalla por la salvación, un golpe de efecto y un golpe moral. Acumula catorce jornadas consecutivas como colista y una victoria en San Sebastián puede mandar el farolillo rojo a Murcia.

Para ello el equipo pimentonero también debe caer en su visita al ViveMenorca en Mahón, con lo que los de Pedro Martínez y los de Manolo Hussein se igualarían a cuatro victorias, pero los sevillanos harían valer su mejor average general, que es el que se contabiliza ahora a efectos clasificatorios (hasta que completen los dos duelos entre ellos), para dar un pequeño salto. Tal y como están las cosas de enredadas en el vestuario murciano, por no hablar de la cuenta bancaria, ese trueque de plazas entre los dos últimos puede no ser una cuestión baladí, cuando todo hace indicar que si hay algún descenso deportivo este año a la LEB, se lo jugarán entre estos dos lastimosos equipos.

Pero para que la lechera haga cuentas hay que ordeñar a la vaca antes en la plaza de toros de Illumbe, donde parece aguardar otro manso como el propio Cajasol. El Bruesa, que parece el Caja de hace unos años -que no resiste comparación con el actual-, con Sergio Sánchez a los mandos, Andy Panko en plan estelar y Lou Roe a un nivel más que decente, espera lamerse las heridas de cuatro derrotas consecutivas ante el colista, su peor racha de la temporada, y en estos momentos, sólo empeoradas por las de ViveMenorca (seis derrotas seguidas) y Murcia (cinco), que se enfrentan hoy. Curiosamente, la primera vez en la temporada que el Caja aterrizó en la última plaza de la tabla fue en la jornada cuarta tras perder en casa con Bruesa (71-77), que tiene tres victorias más (6) que los sevillanos.

En aquel partido el alero debutante en la ACB Isaac López tuvo un papel decisivo, como los veteranos Hopkins y Roe en la pintura, ante un Caja aún con Bennett y Carter, y con Pecile como el principal referente. Las cosas, evidentemente, han cambiado en cuanto a nombres y roles en los sevillanos, que no mucho en resultados, aunque los de San Pablo vienen de ganar al Granada en casa en un partido de bajo nivel pero decente para lo visto en la temporada. Es de esperar que por primera vez exista una mínima continuidad competitiva y que la resurrección de los Miso, Ellis o Ignerski no sea flor de un día para tener opciones de hilar dos victorias por primer vez en la temporada.

  • 1