viernes, 17 septiembre 2021
14:20
, última actualización
Local

El Cristo del Salvador vuelve a casa

La talla de Jesús de la Coronación de Espinas de la iglesia del Salvador de Carmona ha sido devuelta a su hermandad tras nueve meses de restauración y limpieza.

el 15 sep 2009 / 19:59 h.

TAGS:

La talla de Jesús de la Coronación de Espinas de la iglesia del Salvador de Carmona ha sido devuelta a su hermandad tras nueve meses de restauración y limpieza. La obra del maestro Pedro Roldán data de 1657 y es "una de las mejores esculturas del barroco sevillano", afirmó el delegado de Cultura, Bernardo Bueno.

En los talleres del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH) el Cristo de la Coronación ha sido sometido a varios tratamientos para solventar las alteraciones, cuartelados y levantamientos de la policromía que presentaba. Además de los daños por el envejecimiento natural, presentaba también "un gran desgaste producido por las gotas de cera y el polvo de su uso habitual en cultos y procesiones".

En el acto de presentación estuvieron presentes, además del delegado provincial de Cultura, Bernardo Bueno, el hermano mayor de la hermandad de Jesús de la Coronación de Espinas, Jesús Rodríguez, y la concejal de Patrimonio Histórico de Carmona, María Ángeles Iglesias.

Antes de proceder a la restauración, un equipo de técnicos del IAPH se encargó de analizar uno por uno los materiales de la talla, para elegir los más adecuados para su intervención. La hermandad nombró en abril, momento en que Cultura trasladó la talla hasta el IAPH, una comisión que ha seguido "muy de cerca" los trabajos. El hermano mayor destacó ayer "la alegría del regreso de un imagen que goza de gran devoción en su barrio y en general en toda Carmona". Además agradeció "el excelente trabajo de los técnicos del instituto que han permitido que regrese a su sede canónica con un brillo y una belleza espectacular".

Por su parte, la concejal de Patrimonio resaltó la importancia de la imagen para la localidad y para el conjunto artístico de ésta, y anunció el proyecto de creación de un mirador en la cúpula de la iglesia del Salvador. El proyecto, que se encuentra en fase de estudio por parte de la comisión de patrimonio, será realizado y financiado por la Consejería de Cultura. En el momento que ésta dé el visto bueno "el equipo de gobierno de Carmona se pondrá manos a la obra para realizar una iniciativa que potenciará el turismo de la ciudad", resaltó.

La talla del Cristo de la Coronación de Espinas representa a Jesús, flagelado y coronado de espinas, en el momento de ser presentado al pueblo por Poncio Pilato. Según unos documentos del Arzobispado de Sevilla, la imagen procesionó por primera vez por las calles de Carmona en 1658, un año después de ser tallada por Roldán. Los trabajos han sacado a la luz gotas de sangre y detalles del cabello que estaban cubiertos por la suciedad y el deterioro de la pintura, detalles que carmonenses y foráneos podrán disfrutar el próximo año durante su estación de penitencia el Domingo de Ramos.

  • 1