martes, 11 mayo 2021
17:42
, última actualización
Economía

El Gobierno rebaja el sueldo de los empleados públicos en un 5%

Entre las medidas presentadas por Zapatero para reducir el déficit, destacan la eliminación del cheque-bebé de 2.500 euros, la  suspensión de la revalorización de las pensiones en 2011 y la reducción de600 millones en ayudas a desarrollo.

el 12 may 2010 / 07:36 h.

El Gobierno va a rebajar los sueldos de los empleados públicos este año y los congelará el que viene, va a retirar el cheque-bebé a partir de 2011 y también el próximo ejercicio dejará de subir las pensiones contributivas.

Éstas son las tres principales medidas anunciadas por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en su comparecencia extraordinaria en el Congreso , en la que ha justificado estas actuaciones para acelerar la reducción del déficit. Este esfuerzo, ha dicho, es "especial, singular y extraordinario" y debe hacerse "precisamente ahora", cuando se están viendo "signos" que ponen de manifiesto el inicio de la recuperación económica.

La primera gran medida anunciada por Zapatero es la de la rebaja media del 5% en el sueldo de los empleados públicos, que se congelarán el año que viene. Con este anuncio, el Ejecutivo rompe con el acuerdo que alcanzó en septiembre del año pasado con los sindicatos para elevar los sueldos de los empleados públicos un 0,3% este año con una cláusula de revisión salarial al final del ejercicio.

El pasado 24 de febrero, el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, apuntó que se estaba estudiando la posibilidad de revisar dicho pacto, aunque un día después la vicepresidenta segunda, Elena Salgado, le corrigió y aseguró que se respetaría al "cien por cien" este acuerdo hoy roto.

Zapatero ha asegurado que la rebaja salarial será proporcional a los ingresos, es decir, afectará más a los salarios más altos, y también ha adelantó que los sueldos del Gobierno se van a rebajar el 15%.

El presidente del Gobierno ha anunciado después que se suprimirá a partir del 1 de enero de 2011 el denominado cheque-bebé, la prestación de 2.500 euros por nacimiento o adopción de un hijo. Esta prestación, una de las medidas "estrella" de la política social del Gobierno socialista, fue anunciada también por Zapatero en el pleno del Congreso en julio de 2007, durante el Debate del estado de la Nación, y entró en vigor de manera inmediata.

Por otro lado, el Gobierno suspenderá en 2011 la revalorización de las pensiones, excepto las no contributivas y las mínimas, lo que significa que las contributivas no se actualizarán el próximo año de acuerdo con el IPC.

Asimismo, se prevé la eliminación del régimen transitorio para la jubilación parcial previsto en la Ley 40/2007. Esto implica que sólo podrán acceder a esa modalidad de retiro los mayores de 61 años, que tengan un mínimo 30 años cotizados a la Seguridad Social y al menos 6 años de antigüedad en la empresa, en tanto que sólo se podrá reducir la jornada laboral un 75% como máximo.

La prestación por dependencia se recibirá antes de 6 meses. El presidente del Gobierno ha anunciado también que cualquier persona que pida servicios de dependencia no tardará más de 6 meses en empezar a recibir la prestación, lo que supone la supresión de la retroactividad, al no haber retrasos entre servicios y prestaciones. Zapatero ha indicado que los derechos de retroactividad que ya se hayan generado podrán pagarse en un plazo máximo de cinco años.

El Gobierno considera que la aplicación de la retroactividad provoca en muchos casos que se soliciten más prestaciones que servicios, al poder recibir un pago importante junto a la primera mensualidad de la prestación.

El presidente del Ejecutivo ha afirmado que la medida supondrá un importante ahorro, y además incentivará una mayor petición de servicios, y, en consecuencia, más empleo.

Además, según el Gobierno, se podrá atender a más personas al dedicarse una parte importante de los recursos para dependencia que se destinan al pago de la retroactividad, sólo al pago de los servicios.

Baja el precio de algunos medicamentos y se adecuan los envases. El Gobierno adecuará el número de unidades de los envases de medicamentos a la duración estandarizada de los tratamientos y reducirá el precio de aquellos no genéricos excluidos del sistema de precios de referencia. Uno de los objetivos para ello es lograr un consumo de medicamentos más eficiente y vinculado a las necesidades reales de los pacientes.

La posibilidad de dispensar unidosis se hará mediante el fraccionamiento de los envases. Según el Gobierno, el paciente podrá comprar así la cantidad exacta de unidades (comprimidos, cápsulas, etcétera) que necesite para el tratamiento prescrito por su médico.

De igual forma, el Gobierno reducirá el precio de aquellos medicamentos no genéricos excluidos del sistema de precios de referencia. La reducción de precios sería escalonada, entre un 10 y un 15 por ciento, teniendo en cuenta el año de registro de los medicamentos.

Fuentes del Gobierno han recordado que medidas similares a esta han sido adoptadas en otros países como Alemania, Irlanda o Islandia.

El Gobierno prevé reducir 6.045 millones en inversión pública en 2010 y 2011. El Gobierno prevé una reducción de 6.045 millones de euros entre 2010 y 2011 en la inversión pública estatal dentro del conjunto de medidas para acelerar la reducción del déficit público.

Pero a pesar del anuncio de esta reducción, fuentes del Ejecutivo explicaron que van a ser "pocas" las inversiones que se vean afectadas por esta decisión, ya que el objetivo es no suspender algunas de las "prefijadas", como las ayudas al sector del automóvil.

No obstante, en cualquier caso, el recorte de 6.045 millones de euros va a suponer un retraso en las inversiones, tanto del Ministerio de Fomento, como del de Industria, Turismo y Comercio, admitieron las mismas fuentes.

  • 1