sábado, 28 noviembre 2020
16:43
, última actualización
Economía

El ministro Sebastián pide que se consuman productos españoles

Ante el fuerte descalabro del consumo en los últimos meses, Miguel Sebastián lanzó el miércoles un mensaje: lo que se compre, aunque sea menos, que sea español. El ministro de Industria argumentó que si cada ciudadano gasta 150 euros en artículos nacionales en vez de extranjeros, dejarán de perderse 120.000 empleos.

el 15 sep 2009 / 21:32 h.

Ante el fuerte descalabro del consumo en los últimos meses, Miguel Sebastián lanzó el miércoles un mensaje: lo que se compre, aunque sea menos, que sea español. El ministro de Industria argumentó que si cada ciudadano gasta 150 euros en artículos nacionales en vez de extranjeros, dejarán de perderse 120.000 empleos.

Si hay que comprar, mejor cosas de casa que de cualquier otro sitio. El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, pidió que cada ciudadano sustituya el consumo de 150 euros de productos extranjeros por el de artículos made in Spain para evitar la pérdida de 120.000 empleos, sobre todo teniendo en cuenta el aumento feroz que están viviendo las listas de los Servicios Públicos de Empleo (antiguo Inem) en los últimos meses.

Sebastián incidió así en el mensaje lanzado por el presidente del Gobierno el pasado lunes. "Estamos pidiendo que en el hábito de consumo se introduzca el factor español", afirmó el ministro durante un desayuno con la Asociación de Periodistas de Información Económica (Apie), en el que parafraseó a John Kennedy para pedir que cada uno se pregunte "qué puede hacer por el país".

Así, explicó que durante 2009 el consumo caerá en torno al 1,5%, lo que equivale a perder cerca de 7.000 millones, y que si este descenso correspondiese enteramente a productos españoles la destrucción de empleo rondaría los 120.000 puestos de trabajo.

"Hay una forma de evitar que caiga el consumo sin que haya destrucción de empleo, y para ello es necesario que los ciudadanos introduzcan un factor adicional al precio, ahorro, renta y calidad: el factor español", afirmó. Sebastián no sólo aludió al consumo de productos de uso diario, sino también a viajes -"mejor irse a Sierra Nevada que hacerlo a los Alpes"- e incluso a la suscripción a los periódicos y revistas, momento en el que recomendó las cabeceras nacionales de prensa económica frente a The Wall Street Journal o The Economist.

Las voces críticas no se hicieron esperar. El portavoz de Facua, Rubén Sánchez, afirmó ayer miércoles, en referencia a este tema, que es un "auténtico chantaje psicológico responsabilizar a los consumidores del aumento del paro si se retrotraen en el consumo o apuestan por productos o servicios de empresas no españolas".

Ayudas a los bancos. El ministro aseguró además que los próximos meses supondrán "un importante test" para el euro y que el Gobierno está "vigilante" para que las ayudas a los bancos y a las cajas lleguen a los ciudadanos y las empresas, "lo que no se está produciendo con la intensidad deseada".

Para Sebastián, la actual es una "época crucial para la economía mundial" y "la peor crisis desde la Gran Depresión de 1929", en la que será necesario "aprender para que no se repitan los errores".

Por otro lado, Sebastián mostró su confianza en que el acuerdo con las eléctricas para solucionar el déficit tarifario se produzca en febrero. El acumulado entre el 1 de enero y el 30 de noviembre se situó en 5.024 millones.

También tuvo tiempo el minsitro para hablar del ahorro energético. Así, explicó que los 20 millones de bombillas de bajo consumo que repartirá gratuitamente este año el Ministerio permitirán ahorrar en su vida útil, ocho años, unos 1.280 millones.

  • 1