domingo, 27 septiembre 2020
22:08
, última actualización
Local

"El profesor funcionario es un lastre para la Universidad"

Es el rector de la Universidad de Princeton (EEUU), la octava del mundo según el ránking de Shanghai de 2009. Estuvo ayer en Sevilla de la mano de la Escuela Andaluza de Economía y ofreció una conferencia en la Hispalense en la que reflexionó sobre las claves de la excelencia universitaria.

el 11 may 2010 / 20:10 h.

TAGS:

-Usted fue nombrado rector de Princeton en 2004. Desde entonces, la Universidad ha obtenido cinco premios Nobel y ha mantenido su prestigio: según el ranking de Shanghai de 2009, Princeton es la octava universidad del mundo y la séptima de EEUU. ¿Cuál es la receta?
-Esos premios Nobel no son responsabilidad mía. Un galardón así refleja el trabajo de muchos años. Pero una cosa es cierta: cuando se conceden es el reconocimiento a un largo proceso de trabajo que se ha hecho bien y, en el caso de Princeton, enfatizamos mucho la calidad de nuestros docentes y tenemos requisitos muy, muy estrictos en los nombramientos que hacemos. El objetivo de Princeton es tener excelentes profesores y, de hecho, tenemos muchos que lo son aunque no hayan sido galardonados con el premio Nobel.

-Cuando se compara el modelo universitario norteamericano con el europeo, en general, y con el español, en particular, se observa una diferencia fundamental: en Europa el investigador o el profesor son funcionarios. ¿Cree que este modelo puede acabar siendo un lastre para la ciencia?
-No conozco demasiado cómo son las cosas en Europa y en España en concreto así que voy a centrarme en dar una opinión general sobre esta cuestión. En Estados Unidos se fomenta la competitividad y para conseguir premios Nobel necesitamos tener elevados estándares en los procesos de selección de los profesores que queremos tener en nuestras universidades. La selección de los profesionales es muy estricta, como decía antes, y ésa es la clave del éxito de las universidades de Estados Unidos: los profesores están siempre en competencia y son evaluados según sus logros, hay implantada una meritocracia y según este modelo se establece el desarrollo profesional. Si hubiera implantado un modelo funcionarial en las universidades norteamericanas esta meritocracia se lastraría y no tendríamos los mismos resultados.

-Una crítica común que se suele hacer a las universidades es que viven en su torre de Babel y están alejadas de los problemas de la calle. ¿Está cambiando esto con el cambio climático y la crisis económica? ¿Están saliendo los expertos de sus despachos? En su Universidad, el economista y premio Nobel Paul Krugman es uno de los ejemplos de esto.
-El aislamiento existe en algunos puntos, pero eso no quiere decir que no exista un compromiso con los problemas de la sociedad. En cierto modo, el aislamiento tiene cierta razón de ser porque la universidad tiene que poder garantizar al investigador que tenga perspectiva temporal para estudiar ciertos hechos y para eso hay que estar aislado. No siempre hay que abandonarse a investigar lo que está ocurriendo ahora, a veces hay que tomar un poco de perspectiva para estudiar ciertos problemas, pero eso no quiere decir que no exista un compromiso para resolver los problemas que hoy afectan a la gente. Tiene que haberlo.

-¿De qué manera está afectando la crisis a las universidades de Estados Unidos?
-De manera muy importante. En Princeton, hemos sufrido un recorte presupuestario del 15,7% y ha sido muy doloroso. La mitad proviene de un fondo de donaciones que se ha resentido mucho con la crisis pero que ha hecho que Princeton no se haya visto tan afectada como otras universidades. La de Berkeley, en California, que recibe la mayoría de sus fondos del Estado, ha tenido recortes muy drásticos. De todos modos, la pregunta sigue estando ahí: ¿transformará esta crisis a corto plazo el modelo universitario de Estados Unidos y su modo de financiación? Lo cierto es que no lo sabemos.

-Su currículum es particular: licenciado en Física y doctorado en Derecho. En España esto se consideraría incluso sospechoso...
-[Ríe] No voy a decir que esto es en Estados Unidos la norma, pero sí se fomenta tener una formación variada. Está arraigado que antes de especializarte en un área tengas una licenciatura, no importa demasiado de qué se trate. Nosotros pensamos más en una formación a largo plazo y no para un problema concreto de ahora. Con esa formación más general uno tiene a su alcance más herramientas para poder aplicarlas en cada momento.

  • 1