viernes, 17 septiembre 2021
14:59
, última actualización
Deportes

Itálica se topa con unos cachés desorbitado

Desde que se conoció que Kene- nisa Bekele cobra 70.000 euros por carrera, muchos de los grandes campeones actuales, del cross y de la pista, han situado su caché a esa altura.

el 15 sep 2009 / 19:21 h.

Desde que se conoció que Kene- nisa Bekele cobra 70.000 euros por carrera, muchos de los grandes campeones actuales, del cross y de la pista, han situado su caché a esa altura.

Es el caso de la doble campeona olímpica de Pekín y campeona del mundo de cross Tirunesh Dibaba, uno de los grandes reclamos para la temporada invernal, tanto en el campo a través como en la pista cubierta, y con la que los organizadores del Cross de Itálica (18 enero) han contactado también, aunque se han encontrado con la desagradable sorpresa de una petición desorbitada que están dispuestos a pagar a la etíope, sin embargo, en el meeting de Boston, donde probablemente ataque su récord del mundo de los 5.000 indoor.

Entre las posibles contrataciones, aunque con el mismo problema de las elevadas pretensiones económicas del atleta, también se baraja el campeón olímpico de maratón, el espectacular keniano Samuel Wanjiru, recordman mundial de media maratón y una de las grandes estrellas aún con un futuro espectacular por delante a sus 21 años, dado que todos le auguran que será el dueño de la plusmarca universal de maratón, que posee ahora Haile Gebreselassie, en los próximos años, con permiso de Kenenisa Bekele. Por cierto que el etíope, ahora lesionado, se ha mostrado siempre muy receptivo a las propuestas de la Diputación de Sevilla, donde en sus últimas participaciones llegó a rebajar su caché, dado que es una de las pruebas que más le gustan.

Otro problema que presenta este año la contratación de atletas para Itálica es que el 18 de enero se corren varias carreras más, una en Italia y otras en España (Puertollano y Huesca), en un calendario de locos.

  • 1