martes, 19 enero 2021
20:08
, última actualización
Cultura

La canción de autor dice adiós a dos de sus embajadores

El cantautor Joan Baptista Humet falleció anoche en Barcelona a los 58 años tras no superar un cáncer, según ha informado a Efe Lluis Marrasé, director artístico del homenaje que se dará el próximo 16 de diciembre a este artista en la capital catalana. Foto: El Correo

el 15 sep 2009 / 19:12 h.

El cantautor Joan Baptista Humet falleció anoche en Barcelona a los 58 años tras no superar un cáncer, según ha informado a Efe Lluis Marrasé, director artístico del homenaje que se dará el próximo 16 de diciembre a este artista en la capital catalana.

El funeral de Humet, nacido en 1950 en Navarrés (Valencia), se celebrará mañana en el cementerio de Les Corts, en donde ha quedado instalada la capilla ardiente, y sus restos descansarán, por expreso deseo del fallecido, en el cementerio de su ciudad natal, donde el Ayuntamiento le dedicó hace años una calle con su nombre.

Las mismas fuentes han señalado que el artista murió acompañado de toda su familia y que hasta el final mostró un estado de ánimo positivo como el que demostró a lo largo de toda su vida.

También han indicado que a pesar de la grave enfermedad hasta el último momento ha participado activamente en la organización del concierto de homenaje que se celebrará el próximo día 16 en el Teatro Nacional de Cataluña, en el que participarán Joan Manuel Serrat, Lluís Llach, Maria del Mar Bonet, Ana Belén, Víctor Manuel y Jaume Sisa, entre otros.

Según ha asegurado Marrasé, Humet tuvo tiempo para revisar todas las letras de sus canciones para que fueran transcritas correctamente, tal y como él las escribió, y se sintió muy reconocido y agradecido por la impresionante respuesta de los compañeros de profesión y amigos a este concierto homenaje.

Joan Baptista Humet inició su carrera discográfica a principios de los años setenta con la canción que dedicó a su hermana Gemma, y que fue acompañada de otras composiciones interpretadas en catalán como 'Busco una flor', 'Hojas', 'Tonades' y 'Kristine', con la que ganó el primer premio del festival internacional Dorna de Vigo, en el año 1971.

Poco después inició la época de canción en castellano, su lengua materna, con éxitos como 'Clara', 'Hay que vivir, Terciopelo' y 'Que no soy yo' que tuvieron mucho éxito en España y América Latina, donde actuó repetidamente, convirtiéndose en uno de los cantautores más emblemáticos y de referencia de los años 80.

El cantautor donostiarra Mikel Laboa, icono de la cultura vasca, ha fallecido esta madrugada a los 74 años en el Hospital Donostia de San Sebastián, han informado a Efe fuentes de la discográfica Elkar.

Las mismas fuentes han indicado que la muerte se ha producido sobre las cinco de la madrugada por causas que aún se desconocen.

Laboa había sido distinguido recientemente con la Medalla de Oro de Guipúzcoa, máximo galardón que otorga la Diputación Foral, y que él mismo pretendía recoger en una ceremonia solemne prevista para el próximo 23 de diciembre.

Nacido en 1934 en la Parte Vieja donostiarra, Laboa está considerado uno de los patriarcas indiscutibles de la música del País Vasco gracias a su afán por revitalizar y modernizar la tradición oral de esta comunidad autónoma.

En 1936, con motivo de la Guerra Civil, Laboa se trasladó temporalmente a vivir a Lekeitio (Vizcaya) junto a su madre y sus hermanos, aunque regresó a la capital donostiarra antes de que finalizara la contienda bélica.

Laboa empezó a aprender guitarra en 1950, década en la que compaginó sus estudios de Medicina con su pasión por la música, que le llevó a recuperar canciones tradicionales y a actuar por primera vez en el Teatro Gayarre de Pamplona.

Casado en 1964 con Marisol Bastida, pieza fundamental en su vida artística, Laboa ha combinado siempre su carrera de médico, desarrollada fundamentalmente en la unidad de Neuropsiquiatría infantil del Patronato San Miguel de San Sebastián, en la que trabajó casi 20 años, con su trayectoria musical a lo largo de la cual ha ofrecido innumerables conciertos, ha participado en espectáculos vanguardistas y ha grabado una quincena de discos, muchos de ellos con la discográfica Elkar.

Además de poner la banda sonora a la película de Julio Medem "La Pelota Vasca", Laboa participó en 2006 en el multitudinario concierto que Bob Dylan ofreció en la playa de La Zurriola en San Sebastián.

Sus apariciones públicas se habían reducido significativamente en los últimos tiempos debido a su delicado estado de salud.

De momento se desconoce cuándo se celebrará el funeral en memoria de uno de los cantantes históricos más relevantes de la música en euskera.

  • 1