martes, 19 enero 2021
19:55
, última actualización
Local

La Junta rechaza dar una prórroga y firmaría ya el modelo de financiación

El Gobierno andaluz firmaría ya el modelo de financiación que el Ministerio de Economía puso a circular hace dos semanas para un acuerdo. La deuda histórica, aseguró la Junta, no será problema. La negociación está en su punto "más caliente", admitió Solbes, con Cataluña en la mira. Zapatero, optimista, cree que el año acabará con acuerdo.

el 15 sep 2009 / 19:58 h.

TAGS:

El Gobierno andaluz firmaría ya el modelo de financiación que el Ministerio de Economía puso a circular hace dos semanas para un acuerdo. La deuda histórica, aseguró la Junta, no será problema. La negociación está en su punto "más caliente", admitió Solbes, con Cataluña en la mira. Zapatero, optimista, cree que el año acabará con acuerdo.

No es ley que el 31 de diciembre sea la fecha tope para que el Gobierno y las comunidades cierren un nuevo modelo de financiación después un lustro con la guerra por el dinero abierta de par en par. Es un compromiso político que el Gobierno de la Nación cerró con Cataluña en agosto, cuando expiró sin éxito el plazo del Estatut para estrenar sistema.

Pero es una fecha que tanto el PSOE como el Gobierno de Zapatero dicen que se va a cumplir, aún cuando quedan menos de dos semanas y parece casi imposible que llegue la cuadratura del círculo: un sistema que permita a todas las comunidades ganar recursos en mitad de una crisis que ha vacíado la nevera del Estado. ¿Cómo y cuánto? "Ese es el secreto mejor guardado de todas las negociaciones", señaló ayer Solbes.

"O hay acuerdo en días o hay un sonoro desacuerdo", admite un dirigente socialista. El ultimátum del PSC, con los socialistas catalanes avisando de que replantearán sus relaciones con el PSOE si no se zanja la negociación, da cuenta de ello. El problema no vendrá por Andalucía. El vicepresidente primero y consejero de la Presidencia, Gaspar Zarrías, aseguró ayer que el Gobierno andaluz "está en disposición de firmar un acuerdo". El documento sobre el que las comunidades y el Ministerio negocian "a marcha martillo" desde hace diez días se asemeja mucho -según la Junta- a la propuesta que la Consejería de Economía andaluza envió a Madrid en abril de 2006. De ahí su satisfacción. El vicepresidente segundo y consejero de Economía, José Antonio Griñán, ya adelantó que reclamaciones claves como que la población hasta los 15 años esté ponderada para sufragar la educación están atendidas.

¿Y el gran frente abierto: la deuda histórica? Según Zarrías, "no habrá inconvenientes". La Junta descartó sumarse al modelo de financiación si antes no se pactaba con el Gobierno la cantidad para liquidar la disposición adicional segunda del Estatuto andaluz. El desencuentro el pasado septiembre llevó a dar una prórroga de seis meses -hasta marzo-. Pero el compromiso es no firmar otro modelo sin cerrar la liquidación de la deuda. Un asunto que dieron por resuelto.

La Junta descartó la opción de dar una prórroga al actual modelo si no llega un acuerdo entre las 15 comunidades de régimen común y el Gobierno. "No es descabellado que se llegue a un acuerdo pronto sin fracturas", dijo el vicepresidente andaluz.

Ultimátum. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, consideró -un día después del ultimátum del PSC- que habrá modelo y se hará "bien". "Insisto, tenemos tiempo", aseguró y confió en que el nuevo patrón de reparto del dinero será "beneficioso, esta vez sí para Cataluña", en alusión al perjuicio causado por otros anteriores.

Zapatero admitió la complejidad técnica pero se mostró más confiado que su vicepresidente segundo y ministro de Economía, Pedro Solbes, que admitió que es un "momento difícil". Un punto "caliente", cuando "todo el mundo mueve sus fichas" y se suceden los contactos bilaterales. Pese a ello Solbes confió en que no haya fracturas, no sólo con el PSC sino con ningún partido.

  • 1