domingo, 26 septiembre 2021
04:49
, última actualización
Deportes

La manga se le hace ya demasiado corta al Betis

Los problemas empiezan a llamar a la puerta de Francisco Chaparro. El técnico sueña con un Betis grande, pero la realidad habla de posibles bajas en vísperas de un duelo importante en el Vicente Calderón, partido en el que tienen muy complicado estar Damiá, Arzu y Pavone. Quiere un central.

el 15 sep 2009 / 19:34 h.

Los problemas empiezan a llamar a la puerta de Francisco Chaparro. El técnico sueña con un Betis grande, pero la realidad habla de posibles bajas en vísperas de un duelo importante en el Vicente Calderón, partido en el que tienen muy complicado estar Damiá, Arzu y Pavone. Quiere un central.

Tan real como la vida misma, así son las lesiones para un equipo de fútbol. Si al principio de Liga le hubieran dicho a Francisco Chaparro que Edu y Mark González iban a estar al menos tres meses de baja, un sudor frío hubiera recorrido la espalda del trianero. Gracias sobre todo a la aportación de los fichajes, el Betis ha superado con una aceptable nota lo que se lleva disputado de Liga, aunque el partido del pasado domingo ante el Espanyol ha dejado más secuelas que la simple pérdida de dos puntos. Se trata de un importante parte de bajas que avisa sobre la precariedad de una plantilla cogida con alfileres.

En concreto, Chaparro se encontró en la sesión de ayer con las ausencias de Arzu, Damiá y Pavone, los tres con molestias derivadas del encuentro contra los catalanes. Se puede indicar en primer lugar que los tres son duda en estos momentos para el choque ante el Atlético, pero con matices. El que menos preocupa curiosamente es Damiá, quien tuvo que ser sustituido a los nueve minutos por el fuerte golpe que sufrió con Kameni. El catalán tiene una contusión en el vasto interno y estará 48 horas en reposo, aunque los servicios médicos confían en que pueda estar disponible para el encuentro del Vicente Calderón. En caso contrario, Juanma jugaría en la derecha, pero se le abre una gran interrogante a Chaparro con el ocupante de la banda izquierda.

Difícil lo de Arzu. Más complicado se presenta el asunto de Arzu. El ahora zaguero, único jugador que ha disputado todos los minutos de la competición junto a Casto, tiene el tobillo izquierdo muy inflamado por una artritis postraumática. Hoy se le harán pruebas para intentar determinar el alcance de su dolencia, pero su caso preocupa. La ausencia de Arzu sí provocaría un serio problema, ya que el técnico no confía en las prestaciones de Melli, Lima y Rivas, y todo en vísperas de un encuentro donde el rival tiene dos delanteros temibles, Agüero y Forlán. Además, el cuerpo técnico no para de pedir un central que alivie las necesidades del equipo e insiste ello.

El tercer lesionado es Pavone, del que se teme sufra una lesión muscular en el sartorio. También será revisado en la mañana de hoy el argentino y las posibles consecuencias del análisis pueden afectar a un equipo romo en ataque, incapaz de concretar una gran parte del caudal ofensivo que genera.

  • 1