sábado, 17 abril 2021
22:20
, última actualización
Local

La Policía investiga el intento de asesinato de un empresario que recibió un tiro en Los Remedios

Jaime Melgarejo Piñar que recibió un tiro en la sien por parte de un desconocido cuando estaba parado en un semáforo.

el 19 abr 2012 / 08:46 h.

TAGS:

La Policía Nacional ha abierto una investigación para intentar esclarecer el intento de asesinato de un empresario, Jaime Melgarejo Piñar, que recibió un tiro en la sien por parte de un desconocido cuando estaba parado en un semáforo en el barrio de Los Remedios de la capital hispalense.

Un portavoz del Cuerpo Nacional de Policía ha confirmado a Europa Press la agresión, que, según publica este jueves 'Diario de Sevilla', ocurrió a las 7,30 horas del pasado Jueves Santo, cuando la víctima circulaba con su vehículo por el barrio de Los Remedios y, en un momento dado, se paró en un semáforo ubicado en la calle Virgen de Setefilla, justo antes de entrar en República Argentina.

Según indica el rotativo, el empresario conducía con las ventanillas de su vehículo bajadas y se disponía a encender un cigarrillo cuando un desconocido se acercó al coche y, "sin mediar palabra", le disparó un tiro en la cabeza que le entró por la sien izquierda y le salió por el ojo derecho, aunque afortunadamente la bala no llegó a dañarle ningún órgano vital.

Una vez recibió el disparo, el empresario perdió el conocimiento y cayó con la cabeza sobre el volante, momento en el que el claxon comenzó a sonar alertando a un vecino del mismo barrio que se encontraba haciendo footing por la zona, que fue quien llamó a la Policía y al 061, que se trasladaron hasta el lugar y atendieron a la víctima, logrando salvarle la vida.

El intento de asesinato, que está siendo investigado por el Grupo de Homicidios de la Policía Nacional, se produjo en un momento en el que la calle Virgen de Setefilla estaba completamente desierta al ser Jueves Santo por la mañana, por lo que los investigadores está buscando testigos del suceso y analizando las grabaciones de las cámaras de seguridad de los bancos y comercios de la zona.

En su declaración policial, el empresario puso de manifiesto que no llegó a ver al sospechoso y que únicamente escuchó una pequeña explosión que atribuyó al estallido del encendedor que tenía en la mano para encender el cigarrillo. Por el momento, se ha interesado el secreto sobre las actuaciones.

 

  • 1