martes, 15 octubre 2019
08:19
, última actualización
Local

Los divorcios bajan un 20% en Sevilla por la crisis económica

Los divorcios se han reducido un 20 por ciento en Sevilla como consecuencia de la crisis económica, y en la misma proporción han aumentado las peticiones de modificación de las pensiones debido a que el cónyuge que las paga ha quedado en paro o ha visto disminuidos sus ingresos, según fuentes judiciales.

el 15 sep 2009 / 22:20 h.

TAGS:

Los divorcios se han reducido un 20 por ciento en Sevilla como consecuencia de la crisis económica, y en la misma proporción han aumentado las peticiones de modificación de las pensiones debido a que el cónyuge que las paga ha quedado en paro o ha visto disminuidos sus ingresos, según fuentes judiciales.

El juez de Familia 7 de Sevilla, Francisco Serrano, ha dicho en una entrevista con Efe que a su juzgado llegan estos días casos de profesionales liberales que pagaban hasta 5.000 euros al mes de pensión alimenticia para sus hijos, pero ahora "su estudio ha hecho regulación de personal, no entran proyectos y no puede pagar las pensiones a las que se había comprometido".

De la misma manera, ha observado una reducción de aproximadamente un 20 por ciento en los divorcios, ya que "en una situación económica donde la gente no llega a final de mes, los cónyuges se aguantan más" aunque se vean obligados a una convivencia crispada.

Francisco Serrano presenta esta semana en Sevilla su libro "Un divorcio sin traumas", en el que aboga por la mediación y la conciliación en las separaciones, y en el que constata que hoy en día "la sociedad interpreta que el bienestar está reñido con una forma de entender la familia como antaño hacían nuestros abuelos".

La pareja la conforman "personas que son grandes desconocidas" y cuyas esferas de intimidad se reducen al contacto sexual, por lo que Serrano observa que "la gente ya no se aguanta ni una".

El juez cree que la crisis económica ha provocado un cambio en esta tendencia pues ahora se trata de "repartir miseria con un sueldo de mil euros, dos hijos y una hipoteca".

En esa situación, el juez "no es el Mago de Hoz, ya que donde no hay, no puede repartir", y "para ser imaginativo hay que tener mimbres", ha manifestado Serrano.

Al juzgado de Familia llegan también "situaciones difíciles" de personas que ven reducida su pensión porque el cónyuge se ha quedado en paro, lo que les obliga a cambiar los hábitos de vida a los que se habían acostumbrado, con los consiguientes "conflictos y enfrentamientos", ha explicado el juez.

  • 1