sábado, 25 septiembre 2021
22:31
, última actualización
Local

Salir del Vacie, una labor eficaz y discreta

El asentamiento chabolista del Vacie, próximo a cumplir ochenta años, es hoy el más antiguo de España. El Ayuntamiento tiene censadas a 830 personas, 200 de ellos niños en edad escolar. Una ONG se encarga de hacerles el seguimiento para su completa escolarización en 16 colegios del distrito de la Macarena.

el 15 sep 2009 / 19:13 h.

El asentamiento chabolista del Vacie, próximo a cumplir ochenta años, es hoy el más antiguo de España. El Ayuntamiento tiene censadas a 830 personas, 200 de ellos niños en edad escolar. Una ONG se encarga de hacerles el seguimiento para su completa escolarización en 16 colegios del distrito de la Macarena. La llegada de nuevas familias al asentamiento ha traído una veintena de nuevos niños que demanda su obligatoria escolarización en una operación de integración especialmente delicada por la sensibilidad que genera la presencia de chabolistas en los colegios. El buen hacer de la Delegación Provincial de Educación durante los últimos años ha contribuido a una normalización de la presencia de estos pequeños, que hace diez años provocaron la espantada de muchos padres que no querían que sus hijos compartieran el aula. Hoy, la proliferación en la Macarena de familias de inmigrantes ha contribuido a recuperar el alumnado de esas aulas, si bien la administración permanece atenta para que esos centros no se conviertan en guetos. En ese sentido la labor desarrollada por los directores y el profesorado también ha supuesto un impulso definitivo a la normalización. Ahora, la Junta da un paso más al abrir el arco con la inclusión de esos 20 niños nuevos del Vacie en centros escolares de otros barrios. La estrategia debe ser la normalidad, la discreción, la naturalidad y la eficiencia. Y lo más importante, que nadie desde el gobierno o la oposición, facilite con sus acciones o discursos el fomento de la xenofobia, el rechazo a los gitanos. Ayuntamiento y Junta ya han acordado el dinero necesario para sacar a las primeras 40 familias 'maduras' del Vacie y socializarlas en pisos de alquiler tutelados, nunca en propiedad. La ingente tarea requiere el apoyo de todos: políticos, ONG´s, vecinos y los propios afectados. Sólo así, sin buscar medallas ni réditos en el corto plazo, se embocará la desaparición de uno de los mayores fracasos de Sevilla.

  • 1