viernes, 28 febrero 2020
10:35
, última actualización
Local

Una asignatura pendiente

El plan para el absentismo escolar echa a andar un año después.

el 23 ene 2010 / 20:13 h.

TAGS:

Colegios, servicios sociales y Policía aunarán esfuerzos para atajar el abandono escolar.

Después de un año gestándose, es ahora cuando el plan para luchar contra el absentismo escolar en Sevilla empieza a tomar forma. Esta semana se aprobó en Junta de Gobierno el convenio entre las delegaciones provinciales de las consejerías de Educación e Igualdad y el Ayuntamiento que establece el funcionamiento de la comisión local de absentismo aunque será a partir de febrero cuando se empiecen a formar los 13 equipos que operarán en las distintas zonas escolares de la ciudad. A cada uno se les asignará un agente de Policía Local que podrá intervenir de oficio o por indicación de los colegios.

Aún falta, explicaba la delegada municipal de Educación, Esther Gil, "establecer un calendario de trabajo" aunque, dijo, en estos días se están desarrollando las primeras reuniones de carácter técnico. Gil confió en que las 13 subcomisiones -en las que se coordinan los centros y servicios sociales- puedan empezar a funcionar "a partir de febrero" y explicó que serán ellas las que "estudiarán los casos para dar una respuesta integral" desde el Ayuntamiento, la Junta de Andalucía y la Fiscalía de Menores. Se hará bajo la tutela de la comisión local, que se reunirá una vez cada tres meses y que estará compuesta por 32 miembros que representan a las instituciones implicadas, la Policía Local, los padres, centros y ONG que trabajen en este campo. También habrá un representante del Consejo Escolar Municipal y del Comisionado para el Polígono Sur.

A pesar de que en 2007 la Junta de Andalucía ya había aprobado un plan en el que pedía a los consistorios que crearan organismos para ocuparse del abandono escolar, ésta fue una de las grandes promesas electorales de los socialistas en las municipales de ese año. Ahora, el modelo que se ha tomado como referente es el que ya se aplica en zonas como el Polígono Sur, Torreblanca o el Polígono Norte, donde el absentismo llega a alcanzar el 25%. Sin embargo, aseguraba Gil, "en algunas zonas se trata más de prevención que de otra cosa". Según la delegada, los casos detectados en toda la ciudad rondan los 80 y aunque tildó el fenómeno del absentismo de "leve", el objetivo del plan que prevé estar al 100% durante el próximo curso es "reducir al máximo estas cifras".

El protocolo de intervención ante el absentismo escolar que el Ayuntamiento aprobó el pasado mes de abril marca la hoja de ruta de la Policía Local -que creará un grupo específico que será formado para prestar este servicio-, colegios y servicios sociales deberán seguir cuando detecten un caso. Así, el documento establece que los colegios puedan enviar a un policía a los domicilios de los alumnos que falten a clase o la obligación de los agentes para actuar de oficio cuando se topen en la calle con un menor solo o acompañado en horario escolar.

Del convenio que regulará el plan se han quedado fuera cuestiones que se barajaron en su momento como que los centros de salud tengan un mayor control al justificar faltas a los colegios o la implicación de la Policía en cuestiones de violencia en las aulas.

El protocolo será de aplicación en los centros educativos de la ciudad que impartan enseñanza obligatoria.

  • 1