lunes, 21 octubre 2019
00:37
, última actualización
Economía

Zapatero subraya que no se permitirá el despido libre

El presidente del Gobierno lo tiene claro: no hay que abaratar los despidos. Zapatero contestó así ayer a la propuesta de la patronal madrileña que solicitaba la puesta en marcha de los contratos anticrisis. Además, insistió en que dará prioridad a "un 20% de la población que puede tener problemas con el empleo".

el 15 sep 2009 / 22:20 h.

El presidente del Gobierno lo tiene claro: no hay que abaratar los despidos. Zapatero contestó así ayer a la propuesta de la patronal madrileña que solicitaba la puesta en marcha de los contratos anticrisis. Además, insistió en que dará prioridad a "un 20% de la población que puede tener problemas con el empleo".

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, advirtió ayer de que dirá "no" a todos los que pidan abaratar o facilitar el despido de los trabajadores y aseguró que el Ejecutivo tomará nuevas medidas para promover el empleo y mejorar la protección social para "no dejar a ninguna familia en la cuneta".

"A tantos que piden el despido más fácil, el despido barato o el despido libre, les tengo que decir desde aquí que no", manifestó, pocos días después de que la patronal madrileña hiciera una nueva propuesta en este sentido. En cambio, el presidente insistió en su deseo de trabajar con empresarios y sindicatos en el diálogo social con las empresas que estén dispuestas a generar empleo e innovación.

En un acto organizado por el PSOE ante unos 1.200 alcaldes y concejales del partido para promocionar el Fondo de inversión Local de 8.000 millones, Zapatero pidió a los ayuntamientos que a la hora de poner en marcha sus proyectos cuenten con los sindicatos y que generen empleos de calidad, y advirtió de que "la crisis no puede servir para deteriorar el trabajo, sus condiciones y las posibilidades y de los derechos de los trabajadores".

Además, recalcó que aunque en España hoy hay "muchos problemas" y muchas cosas que mejorar, para el Gobierno sólo hay "un único gran problema", que es el desempleo y "atender a las familias que tienen dificultades" a causa del paro. "Hay una parte de la población, un 20%, que puede tener problemas con el empleo, que afecta a sus familias, que genera incertidumbre y desasosiego y a ellos hay que dedicar una atención prioritaria", dijo. En este sentido, aseguró que el Gobierno "no dejará a ninguna familia tirada en la cuneta" sino que "seguirá aumentando la protección social", las pensiones y las becas. "Pondré todos los medios y recursos y si es necesario aumentarlos, lo haremos, para apoyar a las familias con más dificultades como consecuencia del paro", manifestó.

Zapatero pidió un esfuerzo a todas las administraciones y todos los trabajadores para salir de la crisis como parte de una "tarea nacional" y confió en "que haya acuerdos" con todas las fuerzas políticas, incluido el PP, pero añadió que "no ha habido un buen antecedente" porque los 'populares' no apoyaron en el Congreso de los Diputados el Fondo de inversión local. "Espero que cambien de actitud y se puedan sumar al esfuerzo colectivo para demostrar una vez más que damos la talla como país, que sabemos hacer las cosas como los mejores y que pondremos rumbo a ese nuevo orden de progreso", agregó.

Además, hizo hincapié en que la crisis "no la han generado los trabajadores" sino "aquellos que no tienen escrúpulos y sólo piensan en la avaricia". Así, restó importancia a los pronósticos "de los centros financieros y de las agencias de rating que tenían que haber analizado lo que pasaba en algunas entidades financieras" y que ahora predicen "qué va a pasar y qué hay que hacer".

Destacó, en cambio, que hay algo con lo que "no cuentan los analistas y los que están viendo cada día como va la Bolsa agazapados a ver si invierten o no". "No cuentan con lo que valen los trabajadores", manifestó, recalcando que serán "los trabajadores y el pueblo" los que van a contribuir a salir de la crisis.

  • 1