jueves, 06 mayo 2021
13:41
, última actualización
In fraganti

Jorge Colomar, Detective del patrimonio en TVE2

El eje Sevilla-Barcelona funciona. Una productora hispalense y un detective catalán explican cómo descubren, policías y beneméritos, a los ladrones del arte. Nuevos capítulos de Guardianes del Patrimonio (TVE2) nos sumergen en fascinantes historias.

Juan-Carlos Arias jcdetective /
10 abr 2021 / 04:31 h - Actualizado: 09 abr 2021 / 08:34 h.
"In fraganti"
  • Andalucía Viva
    Andalucía Viva

Hoy sábado, desde las 18:30horas en TVE2 se emite la segunda temporada de Guardianes del Patrimonio. Un capítulo sobre la Operación Picachu retoma las indagaciones de Jorge Colomar, detective privado. En la pequeña pantalla explicará una estafa tasada en más de 160 millones de euros.

En marzo de 2015 la Brigada del Patrimonio-Policía Nacional de Valencia detecta un cuadro de Picasso. Se valora en 30 millones de euros, aunque la documentación acreditativa no es convincente. Para aclarar si es auténtico o falso los policías ven cómo aparecen en internet otros Picassos con visos de ser falsos. Colomar recorre todo el levante español siguiendo la pista de las obras falsas de Picasso: desde el IVAM valenciano al Museo Picasso de Málaga hasta llegar a Granada. Allí, en una espectacular operación que se salda con varios detenidos, se cortocircuita la macro-estafa.

Los próximos doce sábados, a la misma hora (18:30) y canal (TVE2) nos esperan nuevos capítulos de esta teleserie que se presenta apasionante. Además, corrobora el papel de vehículo cultural de la televisión pública sobre la preponderancia del fútbol, noticias pandémicas, el cotilleo o privacidades de ‘famosos’ que cuentan lo que no deben previo pago.

Guardianes del patrimonio es una propuesta que revindica -en suma- la profesionalidad, capacitación y éxito de nuestras fuerzas y cuerpos de seguridad para proteger el patrimonio cultural español, evitar las trasgresiones, plagios, expolios, venta y exportación ilegal.

Fundamentalmente, la Policía Nacional y Guardia Civil conducen con Colomar sus investigaciones sobre el patrimonio artístico. Cada capítulo detallará operaciones resueltas y con el aval de decisiones judiciales firmes. El detective se une a nuestros Guardianes del Patrimonio para revivir las operaciones que llevaron a cabo a lo largo de su historia. También, desempolva casos que en su momento se dieron por perdidos. Parece una consigna secreta aquella de nunca es tarde para recuperar cualquier pieza de nuestro Patrimonio Histórico.

Productora sevillana

Si traemos aquí las nuevas andanzas de Colomar y expertos policiales en temas de arte es por la efectiva labor de equipo que localizó, documentó y grabó las imágenes de Guardianes del Patrimonio. Play Producciones es artífice de la teleserie. Tiene a sus espaldas más de 12 años de trayectoria. Su sede está en Sevilla y realiza contenidos audiovisuales dentro y fuera de España. El éxito de audiencia en La 2 de la primera temporada animó a los responsables de RTVE a contratar una segunda que cuenta ya con fieles. Ya se repuso meses atrás con éxito en los distintos canales de RTVE.

Al frente de Play Producciones encontramos a Ismael Gutiérrez. Produjo la serie documental Frontera Europa. Se centró sobre el narcotráfico en España. También, Equipo D los códigos olvidados, que resalta un a un equipo de republicanos españoles que descifraron a Enigma, la famosa encriptadora nazi. Otro documental (El viaje del Samurái, la misión Keicho) tuvo como epicentro la provincia de Sevilla. Una embajada medieval nipona arribó a Coria del Río, localidad ligada a Japón pues allí se apellidan así cientos de vecinos.

En la actualidad, Play Producciones se encuentra realizando un nuevo proyecto documental para TVE sobre la segunda guerra mundial (1941-1945). Girará sobre la figura de un héroe olvidado, fusilado por los nazis, en la frontera hispano-francesa. A él debemos la salvación de incontables judíos que huían de la barbarie y el Holocausto del III Reich.

Colomar, el detective ubicuo

Además del equipo técnico de Play producciones una de las claves del éxito de Guardianes del Patrimonio es el conductor de la serie. Jorge Colomar es un detective que impone en la pequeña pantalla por su estampa de investigador minucioso. Su mostacho y dicción de locutor radiofónico genera respeto y autoridad. Reivindica así sutilmente al detective que convive con policías y guardias civiles en casos importantes, los que nos afectan a todos y al bien común.

La labor de campo de Colomar, entrevistas, testimonios que obtiene y su voz en off cercan cada historia con los mismos planteamientos de la novela-enigma (planteamiento, nudo y desenlace). Colomar encarna al detective de una escuela profesional, impregnada en la Barcelona del franquismo por Onofre Romera, un almeriense que conquistó la ciudad condal con su categoría personal en la investigación privada. Fue de los pocos que separó el ego del deber, la palabrería de la verdad.

Colomar, además, tiene un pasado. Fue Caballero Legionario en días de la Marcha Verde marroquí, se formó en USA e Israel. Es experto en artes marciales, piloto de avionetas y autor de El Zen y sus orígenes (Martinez Roca, 1974) pionero sobre técnicas orientales que cotiza aún en el mercado.

Desde 1978, cuando fundó agencia en la plaza de Lesseps barcelonesa (Investigator), es uno de los más reputados detectives españoles. Logró reabrir crímenes archivados por la Policía Nacional y la Guardia Civil (Asesinato de Caspe, El crimen de Ramón Laso o Esperanza Comas’). Así reivindicó, de paso, la colaboración de los detectives para aclarar delitos. Oficialmente lo tienen prohibido según normativa vigente (Ley 3/2014), aunque paradójicamente para tener licencia se deba estudiar Criminología.

Los casos más sonados y las técnicas que aplica para resolverlos cautivaron a la inolvidable reportera de sucesos Margarita Landi, que lo citó como referente detectivesco en varias de sus obras. La malograda Elena Pradas, Profesora y Doctora en Derecho resumió en La Gota del Mercurio (Editorial Obelisco, 2003) sus casos más relevantes, hasta donde podían contarse las confidencias y secretos de un investigador privado.

Colomar declaró, con ocasión de la primera entrega de la teleserie: ‘Llevo más de 40 años investigando y conozco de cerca el dolor de esas familias destrozadas por un crimen. Este programa [Guardianes del Patrimonio] servirá como homenaje a todos ellos, y también a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, abnegados y comprometidos con llegar hasta el final en todas sus investigaciones. Vamos a demostrar que estamos en buenas manos y que quien la hace la paga’.


Edictos en El Correo de Andalucía