miércoles, 23 septiembre 2020
13:37
, última actualización
Entrevista

«La intoxicación política que algunas personas han intentado ponerle al feminismo nos perjudica»

Ana González Pinto, actual asesora del Instituto Andaluz de la Mujer, afirma que el IAM ha atendido a 100 mil mujeres víctimas de violencia de género en 2019

Verónica Ojeda verojeper /
05 mar 2020 / 04:58 h - Actualizado: 05 mar 2020 / 04:09 h.
"Día Internacional de la Mujer","Violencia de género","Entrevista","Feminismo","Instituto Andaluz de la Mujer (IAM)"
  • Ana González Pinto en el IAM. / Verónica Ojeda
    Ana González Pinto en el IAM. / Verónica Ojeda

El domingo 8 de marzo los derechos de las mujeres y la igualdad de género cobraran protagonismo en las calles de Sevilla y de toda España. Personas de todos los géneros, edades, orígenes étnicos, razas, religiones y países se reunirán para manifestarse por un mundo igualitario.

El Instituto Andaluz de la Mujer inicia esta semana la campaña del 8 de marzo, ‘Todas hacemos el mundo girar’. Una administración pública andaluza que cuenta con la mayor red en toda España de centros de información a la mujer, 176 centros municipales y 8 provinciales, y que, lucha por un objetivo común, conseguir la igualdad real entre hombres y mujeres y erradicar la violencia de género.

Ana González Pinto ha trabajado en atención a mujeres víctimas de violencia de género y en situación de vulnerabilidad socioeconómica y, actualmente, es asesora del Instituto Andaluz de la Mujer en Sevilla.

¿Qué es para usted el feminismo? ¿Cómo ve el feminismo hoy en día?

El feminismo es una cosa bastante sencilla, es la igualdad entre mujeres y hombres. Sin embargo, hay determinados partidos políticos que se han intentado adueñar del feminismo y eso ha provocado que muchas personas no se sientan reconocidas con esa palabra.

Pienso que feministas son, por suerte, la mayoría de las personas que conforman la sociedad. Hoy en día el feminismo ha tenido un boom a nivel de manifestaciones y movilización social, y creo que eso es muy positivo porque se están consiguiendo muchos avances, pero todavía queda mucho camino por recorrer.

¿Por qué sigue siendo importante la necesidad del día de la mujer?

El día de la mujer es muy importante porque se reivindica la participación de las mujeres a nivel social, político y económico. Para el Instituto Andaluz de la Mujer todos los días son 8 de marzo y todos los días trabajamos por la igualdad, la inclusión y la participación de la mujer. A nivel de colectivo, que el día de la mujer sea un día internacional y se lleve celebrando desde principios del siglo XX favorece la concienciación.

¿Cuál es la lucha diaria del Instituto Andaluz de la Mujer?

Tenemos muchas. Para el IAM, el centro de todo es la mujer, pero también se tratan de manera transversal muchas problemáticas asociada con las desigualdades. Tratamos tanto a mujeres víctimas de violencia de género como a mujeres que no se consideran víctimas de violencia de género pero que, una vez que entran en el recorrido de todos los servicios que tenemos de asesoría jurídica, psicológica y trabajo social abren los ojos. Empiezan a analizar su vida desde otra perspectiva y se dan cuenta que sí que han tenido en su vida episodios que se pueden considerar violencia de género o situaciones desiguales.

En el IAM también trabajamos para que las mujeres puedan encontrar un recorrido laboral, y tenemos un servicio técnico laboral en el que las mujeres son orientadas. No hay que olvidar que las mujeres somos el 50 por ciento de la población y sin el emprendimiento femenino la economía no podría funcionar, es imposible.

Otra de las grandes patas es la coeducación. Los niños y las niñas de hoy van a ser los adultos del mañana y si no se les inculca desde pequeños los valores de la igualdad, el respeto o la tolerancia es muy difícil que lleguemos en un futuro a una igualdad real y efectiva, que es lo que todas deseamos.

«La intoxicación política que algunas personas han intentado ponerle al feminismo nos perjudica»

¿Usted acudirá a la manifestación el 8 de marzo? ¿Por qué?

Yo acudo como cada año y además, no acudo sola, sino que acudo con mis niños porque creo que es importante que en esa manifestación estén también los hombres. Por suerte, cada vez hay más hombres. No es una manifestación de mujeres, es una manifestación que reivindica algo que es de todos, la igualdad.

La igualdad no es patrimonio de las mujeres, la igualdad es tanto de los hombres como de las mujeres. Por eso es muy importante que toda la sociedad esté involucrada en esta batalla y es importante que los hombres participen, estén con nosotras y nos ayuden.

¿Por qué este año no hay una unanimidad entre los territorios para la manifestación del 8M? ¿Existe una falta de acuerdo entre los colectivos feministas?

De este tema no tengo mucha información. Sé que en otras ocasiones ha habido varias manifestaciones y no una única. Los colectivos de asociaciones de mujeres tienen algunos sesgos más políticos y hay diversas maneras de participar.

Entiendo que en este tema debería de haber la máxima unidad posible porque al final todas reivindicamos lo mismo. La intoxicación política que algunas personas han intentado ponerle al feminismo nos perjudica, y este es uno de los ejemplos. Al final lo que hace es que haya diferencias cuando, en realidad, si piensas objetivamente y con frialdad, el objetivo es el mismo y estamos todas por la igualdad, la visibilidad y la unidad. Lo que faltaba ya es mujeres contra mujeres, estoy totalmente en contra de esa idea.

Es importante todo lo que sea visibilizar y tener referentes porque sirve de antídoto para las desigualdades. Muchas veces se hace un trabajo muy silencioso y se desconoce.

¿Qué piensa sobre que determinados colectivos feministas no apoyen a las personas transexuales?

Las mujeres transexuales son mujeres. De hecho, en el calendario coeducativo que este año ha editado el IAM una de las protagonistas es Mar Cambrollé Jurado. Mujer trans, activista, transfeminista y sevillana.

¿Cómo consigue concebir su vida de forma normal después de tratar casos tan impactantes y demoledores en el IAM? ¿Cuál es su motivación? ¿Alguna vez se ha emocionado?

Este trabajo es muy bonito, pero también es duro a veces porque ves una cara muy fea. Te sientes muy impotente al ver mujeres que vienen aquí destruidas por completo. También, es un trabajo muy gratificante porque te sientes útil a la hora de ayudar a esas mujeres. Aquí en el IAM hay un personal técnico muy implicado, involucrado y comprometido. El trabajo y la labor que hacen ellos de ayudar a mujeres a que sobrevivan y superen esa situación tan dramática que han traído consigo, a mí me hace muy feliz. No es una administración fría, que es lo que suele parecer a priori de las administraciones públicas. Aquí hay mucha calidad humana y mucha cercanía, y es un trabajo muy bonito.

Me he emocionado muchas veces conociendo historias de mujeres y conociendo el trabajo duro y sacrificado que realizan las asociaciones de mujeres, dedicando su tiempo libre y su dinero altruistamente para ayudar a otras mujeres. Esa generosidad emociona hoy en día, en una sociedad que parece cada vez más egoísta.

Todo esto me demuestra que el IAM funciona y ayuda a que las mujeres que llegan como víctimas se conviertan en supervivientes.

¿Cuáles son las reivindicaciones principales que hace el IAM en la manifestación de este año?

Las reivindicaciones del IAM son las que, entiendo, comparten todas las asociaciones de mujeres. Al final la reivindicación principal es la igualdad, es un día para reivindicar la igualdad, la participación social de la mujer en todos los ámbitos, y la discriminación absoluta ante cualquier violencia de género.

La campaña del 8M que organiza el IAM va encaminada a visibilizar a las mujeres en plural, mujeres con discapacidad, mujeres LBT, mujeres de etnia gitana, mujeres con diferentes situaciones socioeconómicas. En fin, mujeres diversas, porque al final la igualdad es para todas y los problemas que tenemos las mujeres no entienden de raza ni de nivel socioeconómico.

¿Existe una brecha salarial en Andalucía? ¿La mujer cobra menos que un hombre? ¿Qué datos me puede proporcionar?

La brecha salarial existe, y no porque lo diga el IAM, sino porque lo demuestran todos los datos tanto de entidades nacionales como internacionales. Es un problema no solo de las mujeres, sino que es un problema social. De hecho, nosotras desde el IAM presentamos una campaña sobre la brecha salarial que se titulaba “Ni un día más por menos”. Aunque se han conseguido muchas cosas y hay cada vez más empresas concienciadas con este asunto, queda mucho recorrido por hacer.

Las mujeres trabajamos 52 días al año gratis. En las empresas quienes solicitan los permisos son las mujeres, quienes piden reducciones laborales son las mujeres, quienes renuncian a viajar por temas laborales son las mujeres porque tienen que cuidar a sus familias. Ahí está la brecha salarial, en que no hay igualdad a la hora de ejercer ese trabajo. La campaña que se lanzó en el IAM iba encaminada al sector empresarial, para que empiecen a tomar conciencia y a hacer buenas prácticas. Hay empresas que son referentes en temas de conciliación, ahí está, por ejemplo, Mercadona, donde las encuestas de satisfacción de sus empleadas así lo indican.

Necesitamos mucha implicación, pero cuesta mucho trabajo concienciar porque los directivos son hombres en su mayoría y si las personas que toman las decisiones en las empresas son hombres no concienciados cuesta mucho trabajo que esta brecha salarial desaparezca.

La brecha salarial es otra losa que llevamos las mujeres. No podemos acceder a puestos de dirección porque tenemos asignadas a nivel social ciertas responsabilidades que hay que aprender a compartirlas con los hombres.

¿Por qué el IAM ha dejado sin financiación 241 proyectos de colectivos de mujeres y ONGs de toda Andalucía? ¿Cuáles han sido las consecuencias?

Hay que dejar claro que este año 2019 el presupuesto destinado a las líneas de subvención de la mujer ha aumentado hasta alcanzar los dos millones de euros. Hasta ahora la manera de repartir esas ayudas era que las asociaciones solicitaban una cantidad de dinero y el IAM le decía “mira no te voy a dar el 100 por cien, sino que te doy el 30 o 40 por ciento”, por ejemplo, entonces el dinero llegaba a más asociaciones. Pero, por un criterio técnico de la intervención del IAM hemos entendido que esa manera de repartir esas ayudas era irregular porque no estaba contemplado en las bases de las subvenciones.

Aunque se ha repartido más dinero este año, ha llegado a menos entidades. Desde el IAM queremos lanzar un mensaje de comprensión para las asociaciones de mujeres que se han quedado fuera porque es una situación que no es agradable y a mí no me gusta, pero no nos podemos saltar la ley, porque, bueno, ahí está los casos de los ERES, por ejemplo.

Estamos en un proceso de redacción de nuevas bases para la convocatoria del año 2020 para evitar que este tipo de situaciones puedan producirse en un futuro. Además, hemos intentado crear sinergia entre aquellas asociaciones con proyectos similares en algunas partes de Andalucía para que puedan colaborar en la ejecución de esos proyectos.

Las voces alarmistas que dicen que quieren desmantelar el IAM no las comparto en absoluto porque hemos ejecutado dos millones de euros para las asociaciones. Por lo que nadie puede decir que el compromiso del IAM con el asociacionismo no existe, eso es mentira y no voy a tolerar que se diga ninguna mentira en este sentido. Sobre todo porque aquí hay otros intereses por detrás y se intenta politizar un tema que es muy peligroso.

La gente también tiene muy poca memoria, en el año 2015 el IAM no sacó subvenciones a las asociaciones, fue un año en blanco, y en 2019 el Ayuntamiento de Sevilla tampoco sacó convocatoria para las subvenciones. Y yo no he escuchado voces en contra ni manifestaciones en el Ayuntamiento, entonces eso te hace reflexionar, que no quita que tengan derecho a enfadarse y a decepcionarse. Pero, que se intente decir que el IAM quiere desmantelar el sistema de asociaciones, es mentira y no lo voy a tolerar.

¿Qué opina que Vox pida “reducir” y “fiscalizar” el IAM?

Hay muchos planteamientos de Vox que yo no comparto. Negar la violencia de género es un peligro para cualquier sociedad del siglo XXI, porque pone en riesgo algo tan básico como la igualdad y los derechos humanos. Partiendo de esa premisa, yo sí que puedo compartir el tema de la fiscalización y de la evaluación de las políticas que se hacen en todas las administraciones públicas. Hay que ser responsables y evaluar y fiscalizar el dinero que es de todos y de todas las andaluzas. Parece una cosa revolucionaria porque no se ha hecho durante los últimos 30 años en Andalucía, pero es nuestro compromiso. No tenemos ningún impedimento en que eso se haga, sino que además lo favorecemos, porque nos ayuda a saber si las políticas que llevamos a cabo son efectivas o no.

«La intoxicación política que algunas personas han intentado ponerle al feminismo nos perjudica»

¿Las violaciones grupales han aumentado en Andalucía y en concreto en Sevilla?

Datos de violaciones grupales no tenemos en el IAM, entiendo que serán las instancias policiales y judiciales las que tengan esos datos. Sí que es cierto que tenemos más demanda de usuarias jóvenes en atención psicológica víctimas de agresiones sexuales. Esto ocurre porque las redes sociales son el primer contacto que la juventud tiene con la sexualidad y eso es un aprendizaje cero emotivo y muy frío. Es cierto que es una situación muy preocupante porque están aumentando las violaciones grupales y las agresiones sexuales en general, y es una situación para estar en alerta. Solo se puede frenar con una educación en valores en afectividades sanas tanto para que las chicas sepan decir que no y sepan frenar esas situaciones que no son agradables como para que los chicos no vean eso como lo normal.

El problema de las manadas es que cuando se les pregunta a ellos no saben por qué se les juzga porque lo ven como algo normal y tienen una distorsión de la realidad muy importante y, por eso, es fundamental que desde pequeños se haga una coeducación y una implicación tanto de la comunidad educativa como de los padres y de las madres.

¿Piensa que esas violaciones grupales son causadas, en parte, por una mala educación sexual? ¿Qué opina del pin parental en ese sentido?

El pin parental es un concepto que quien se lo haya inventado lo ha hecho con unos intereses particulares porque la educación en los centros escolares está supervisada por el consejo escolar, donde tienen participación los padres y las madres sobre las actividades que se desarrollan en el propio centro. Con el pin parental se está intentando intoxicar la educación en igualdad que está recogida en la Constitución. Si el pin parental quiere estar por encima de la Constitución es algo inconstitucional. La Constitución recoge la igualdad y las leyes de educación también. No creo que ningún padre o ninguna madre esté en contra de que a su hijo se le eduque en valores de igualdad, igual que se educan en otras materias y no tiene esa etiqueta de adoctrinamiento. Lo veo más como un humo político que algo que preocupe en la comunidad educativa.

¿Hay un aumento o un descenso de denuncias falsas hoy en día? ¿De qué forma las denuncias falsas perjudican a la lucha contra la violencia de género?

Las denuncias falsas no llegan ni al 1 por ciento. Hay determinadas formaciones políticas que intentan intoxicar el tema para no afrontar la realidad, quieren vivir con los ojos vendados ante una realidad que existe.

Hay que dejar claro que si una mujer denuncia un caso de violencia de género y la causa es archivada no significa que sea una denuncia falsa. Hay muchas veces que hay mujeres que denuncian y en el juicio se determina que no conlleva una pena, pero eso no significa que eso sea una denuncia falsa.

Las personas que realizan una denuncia falsa en violencia de género tienen mi rechazo porque no hacen un favor a la sociedad y confío en que la mayoría de la sociedad no tiene esa mala fe de hacer una denuncia falsa.

Actualmente están saliendo a la luz muchos casos de violencia de género, pero antes no se visibilizaban tantos, ¿la razón es que antes no había tantos casos y ahora hay muchos? ¿O es que antes los había igual que ahora pero los tenían de alguna forma normalizados?

La violencia de género es un problema antiguo y con trayectoria. La diferencia es que actualmente las mujeres están cada vez más concienciadas, acceden más a los recursos y el entorno de ellas está cada vez más concienciado con todas las campañas que se realizan, y con movimientos internacionales, como el #metoo. Toda esa concienciación colectiva favorece que las mujeres tengan esa valentía de dar el paso. En ese sentido tenemos un reto bastante importante con las mujeres de ámbito rural porque sí que es cierto que en estas zonas cuesta más trabajo que las mujeres den el paso.

Este año llevamos ya 13 mujeres y 1046 desde el año 2013, más que el terrorismo de ETA. Pero, más allá de esas cifras de mujeres asesinadas, hay muchas mujeres que viven la violencia de género en silencio. Si nos escandalizan esas cifras de mujeres asesinadas, ¿cuánto nos escandalizaría saber de verdad cuantos miles y miles de mujeres hay que sufren violencia de género?

En 2019, el IAM ha atendido a 100 mil mujeres. Yo, a quienes dicen que no existe la violencia de género, les invito aquí un día al centro a conocer lo que hacemos. El desconocimiento es el mayor de los enemigos, no saber realmente lo que se hace.

Según los datos que tenéis en el IAM, ¿hay un aumento o un descenso de casos de violencia de género?

Hay un aumento en los últimos años de demanda de atención y de grupos de terapias de mujeres que sufren violencia de género. Es muy preocupante porque se supone que estamos dando pasos en adelante en materia de igualdad.

¿Piensa que dentro de algunos años la celebración de la manifestación del 8M no será necesaria y habremos conseguido la igualdad real?

Me gustaría pensar que ese día llegará algún día, lo que pasa que, siendo realista, todavía queda mucho camino por recorrer. Teniendo la igualdad como un objetivo de desarrollo sostenible hace que a nivel internacional haya mucha fuerza concentrada en estos objetivos. Confío en que algún día se conseguirá pero, no hay que dejar de ser realista para seguir trabajando con las mismas ganas.

«La intoxicación política que algunas personas han intentado ponerle al feminismo nos perjudica»
Teléfono de información a la mujer. / Junta de Andalucía

El teléfono de atención a la mujer del Instituto Andaluz de la Mujer es el 900 200 999, un servicio gratuito y permanente, disponible durante las 24 horas y todos los días del año para toda la Comunidad Autónoma. Es anónimo y confidencial y el equipo humano que lo atiende está formado por personal especializado. Permite resolver de manera inmediata dudas y problemas diversos.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016