sábado, 14 septiembre 2019
20:12
, última actualización

Landa: «Me voy tras cumplir con el objetivo de ponerla en marcha»

Según el hasta ahora delegado del Estado en la Zona Franca, el cambio de Gobierno no afectará al recinto, pero podría ralentizar la ampliación en curso

04 jun 2018 / 18:12 h - Actualizado: 05 jun 2018 / 09:11 h.
  • Antonio Sanz y Javier Landa, en una visita a la Zona Franca de Sevilla. / Jesús Barrera
    Antonio Sanz y Javier Landa, en una visita a la Zona Franca de Sevilla. / Jesús Barrera

Uno de los efectos de la llegada del socialista Pedro Sánchez a la Moncloa tras triunfar su moción de censura es el cambio en puestos como el del delegado especial del Estado en la Zona Franca de Sevilla, hasta ahora ocupado por Javier Landa, quien no cree que su relevo vaya a tener «consecuencias» porque la puesta en marcha de la Zona Franca hispalense es un proyecto «de la ciudad».

Landa sostiene que la actividad y el desarrollo de este recinto, en suelos portuarios, depende de un consorcio en el que participan tanto el Ayuntamiento –con el socialista Juan Espadas al frente– como la Autoridad Portuaria y que perjudicarlo «sería absurdo». «Es un proyecto de la ciudad, nadie irá contra Sevilla», pronosticó Landa tras apostillar que se va «después de haber cumplido con el objetivo marcado: poner en marcha la Zona Franca de Sevilla».

Eso sí, hay un pero. El cambio de color del Ejecutivo estatal podría retrasar la ampliación de la Zona Franca para que incluya los terrenos del polígono de Astilleros. Un proyecto con el que se incluirían en el recinto con beneficios fiscales un total de seis empresas: Tecade, Apimosa, Astilleros del Guadalquivir, GRI Towers, Megusa y Ditecsa. La Zona Franca pasaría de 72 a 125 hectáreas, por lo que unas 20 o 25 hectáreas más quedarían libres a la espera de la llegada de nuevas empresas. Por ahora, de las 72 hectáreas de esta zona vallada, 34 están disponibles.

Según Landa, Aduanas ya tiene casi cerrado el expediente para la ampliación, por lo que sólo resta la firma del ministro de Hacienda para su materialización. Después vendría la obra del vallado de la nueva zona, las empresas tendrían que adaptar sus sistemas informáticos y de gestión al nuevo recinto fiscal y se declararían como operadores.

Sin embargo, aún no hay nuevo titular de Hacienda, así que la firma podría tardar. «No veo razón para que se paralice la ampliación, pero el nuevo ministro se tendrá que poner al día», comenta Landa.

«No creo que le vaya a afectar, con más o menos lentitud, seguirá adelante», apuesta Javier Landa, quien volverá a su actividad universitaria. De hecho, es doctor en Ciencias Económicas y Empresariales y Catedrático de Universidad del Área de Conocimiento Comercialización e Investigación de Mercados en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Sevilla, de la que fue decano. No en vano, estuvo al frente de la Facultad durante 17 años y llegó a la política ya con casi 57 años.

Por eso asegura que su relevo no le afecta «en lo personal» y que el cambio de Gobierno central sólo «lo precipita». «Ya he cumplido mi objetivo, poner en marcha la Zona Franca», reiteró.

Landa recordó que en el recinto ya hay seis empresas instaladas en la Zona Franca: Sevitrade, Jannone, Hispalense de Líquidos, Transformados Huévar, la Terminal Portuaria Esclusa y Cuadros Eléctricos Nazarenos.

Además, la farmacéutica madrileña VIR anunció su intención de mudarse al recinto franco, si bien necesitará más de un año para levantar sus instalaciones, y también Inglés Steel, que desarrollará una planta de reciclaje de material férrico, está previsto que opere desde la Zona Franca en el primer trimestre de 2019. Son las dos incorporaciones logradas desde que la Zona Franca hispalense naciera en octubre de 2017.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016