domingo, 09 diciembre 2018
23:59
, última actualización

Alaya amplía la imputación del exconsejero Martín Soler por una ayuda de 450.000 euros

El exresponsable de Innovación decidió guardar silencio cuando fue interrogado en junio, y no se le impuso entonces ninguna medida cautelar.

el 09 sep 2014 / 14:28 h.

soler El exconsejero de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta Martín Soler tendrá que comparecer de nuevo ante la jueza Mercedes Alaya por el fraude de los ERE. En esta ocasión, la magistrada le ha citado tras ampliar su imputación por una ayuda de 450.000 euros a la empresa Avantia Ticsa. Soler, que ya acudió al juzgado el pasado 17 de junio, ha sido llamado para el próximo 22 de septiembre, fecha en la que la instructora ya tenía fijadas las comparecencias de otros siete imputados, entre ellos el exconsejero de Empleo Antonio Fernández. La titular del Juzgado de Instrucción número 6 explica en una providencia que «realizado un repaso de las medidas cautelares sobre los imputados que han declarado, se observa que a Martín Soler no se le imputó expresamente la autorización de pago de la subvención de Avantia Ticsa, concedida por la Consejería de Empleo el 15 de marzo de 2010 por importe de 450.000 euros con cargo a los fondos de la Consejería de Innovación». Ante este despiste, la magistrada ha decidido rectificar y citar al exresponsable de Innovación «para declarar sobre estos extremos». La cita será el próximo 22 de septiembre a las 12.45 horas , justo después de que hayan desfilado por su despacho siete imputados ya conocidos de la instrucción, a los que la magistrada les amplió la imputación en el auto dictado el 4 de septiembre. Entre ellos se encuentran, además de Fernández, los exviceconsejeros de Empleo Agustín Barberá y Justo Mañas, así como el ex director general de Trabajo Francisco Javier Guerrero. Martín Soler, que ocupó el cargo entre 2009 y 2010, ya estuvo el pasado día 17 de junio ante la instructora, aunque entonces se acogió a su derecho a no declarar después de que ésta le imputara dos presuntos delitos de prevaricación y malversación de caudales públicos. Ni la Fiscalía Anticorrupción ni ninguna de las acusaciones solicitó medida cautelar alguna para el imputado. La magistrada imputó al exconsejero el pasado 3 de junio, en un auto en el que le recrimina que la Agencia IDEA, dependiente de esta consejería, siguiera «abonando las subvenciones concedidas por la Consejería de Empleo», pese a que recibió en noviembre de 2009 un informe de la Intervención General de la Junta en el que se destaca que «el procedimiento administrativo utilizado por la Consejería de Empleo, las transferencias de financiación, no se consideraba adecuado para financiar el gasto público». El abogado del exconsejero ya solicitó a la jueza de los ERE la «remoción» de su imputación porque es «por entero inocente» y «durante su periodo como máximo responsable político» en la Consejería «actuó con entero acomodo a la legalidad». Junto a Martín Soler, la magistrada mantiene imputados o señalados a diez exconsejeros más de la Junta de Andalucía, entre los que se encuentra su homólogo y aforado, Francisco Vallejo.

  • 1