Local

Andalucía da un portazo al Gobierno por imponerle 3.000 millones más en recortes

La Junta anuncia un recurso al Constitucional contra el límite de deuda impuesto por el Gobierno, que lastrará la sanidad y la educación. La Comunidad Valenciana, con una deuda mayor que la andaluza, podrá aumentarla.

el 31 jul 2012 / 16:17 h.

TAGS:

  • "Era una encerrona". Andalucía dio un portazo ayer al Consejo de Política Fiscal y Financiera, el órgano que sirve al Gobierno y a las comunidades para coordinar la gestión de las finanzas públicas, y que en los últimos meses viene centrándose en los objetivos de estabilidad presupuestaria. Cataluña no asistió en protesta por el techo de déficit, y la consejera de Hacienda Carmen Martínez Aguayo se levantó de la silla apenas transcurrida una hora. Nada más empezar rebatió el límite de deuda que el Ejecutivo central impondrá a las regiones en 2013. Aguayo lo calificó de "injusto", "discriminatorio" e "inasumible".

    El Gobierno planteó ayer un objetivo global de deuda para el conjunto de las comunidades del 16% del PIB en 2013, del que cada región tendrá que asumir una mayor o menor porción, según ciertas variables como el PIB regional, el esfuerzo que han hecho con sus planes de ajuste para reducir el déficit y la desviación de la deuda sobre la media. A Andalucía se le exige en 2013 reducir su deuda dos puntos del PIB (del 15,1% al 13,2%), lo que en números son casi 3.000 millones en un año, según explicó la consejera a Europa Press. En unos días, Aguayo debe enviar a las consejerías unas indicaciones con el diseño del Presupuesto de 2013. La consejera anunció un recurso de inconstitucionalidad "contra los acuerdos que aquí se adopten".

    Ayer se fijó un endeudamiento para Andalucía de 17.340 millones para este año (12,07% de su PIB). El siguiente, el tope límite será de 19.249 millones (13,2%). La media de endeudamiento de las 17 comunidades será del 15,1% este año y 16% el que viene. La Junta se muestra indignada con que el Gobierno conceda más margen de endeudamiento a regiones como Cataluña o Valencia, "que soportan una deuda mayor que la nuetra, y sin embargo podrán aumentarla, mientras Andalucía tendrá que disminuirla".

    El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, restó importancia a la espantada de Aguayo. Recordó que hace unos días se le concedió a la Junta un crédito de 77 millones que había solicitado para pagar un vencimiento de deuda y preguntó para qué quiere Andalucía más déficit "si no lo puede financiar". Aguayo abandonó la reunión enojada y puso en duda la "lealtad" que había mostrado el presidente Mariano Rajoy 24 horas antes en su entrevista con José Antonio Griñán. "Es inconcebible que tengamos que ajustarnos también en el endeudamiento (además de en el objetivo de déficit) las comunidades con una deuda por debajo de la media, incluso de tres puntos como Andalucía", dijo Aguayo. Montoro pide un superávit de cerca de dos puntos del PIB, "lo que supone unos 3.000 millones, una petición desproporcionada cuyo único objetivo es doblegar la voluntad de los andaluces y obligarnos a hacer unos recortes absolutamente indiscriminados e ilógicos en servicios básicos como sanidad y educación", apostilló.

    El temor de Aguayo no es baladí. El Consejo de Política Fiscal obliga a la Junta a asumir drásticos recortes en educación, sanidad y políticas sociales. "Habría que despedir a empleados públicos y se pondría en peligro la prestación de servicios básicos", explican en la Junta. El Ejecutivo andaluz está formado por la coalición de fuerzas PSOE-IU, que ya se ha visto con un pie en el adelanto electoral al tener que digerir el anterior recorte de 2.500 millones del plan de ajustes.

    Pese a la ausencia de Andalucía y Cataluña, el Consejo aprobó los objetivos de déficit y endeudamiento por mayoría. Asturias y Canarias votaron en contra. El resto de regiones, gobernadas por el PP fueron llamadas al orden el día antes en una reunión con Rajoy en la calle Génova, así que esta vez no hubo disidencias y todas dieron el sí. En 2013, las comunidades no podrán superar un déficit del 0,7 % del PIB, mientras que en el año 2014 deberán tener un déficit como máximo del 0,1% y en 2015 un superávit del 0,2 %.

    • 1