sábado, 15 diciembre 2018
02:11
, última actualización
Cultura

Ángel Carromero: "El régimen cubano quiso asustarnos y se le fue de las manos"

El PP deja solo a Ángel Carromero en la presentación de ‘Muerte bajo sospecha’

el 28 may 2014 / 22:20 h.

TAGS:

Ángel Carromero, ayer en la Feria del Libro de Sevilla. / Pepo Herrera Ángel Carromero, ayer en la Feria del Libro de Sevilla. / Pepo Herrera A veces una ausencia se revela más llamativa que el evento mismo al que afecta. Fue el caso de la presentación ayer de Muerte bajo sospecha, el libro del joven líder popular Ángel Carromero, al que no acudió un solo representante del PP, ni local ni andaluz. Una ausencia masiva, y hasta cierto punto clamorosa, tratándose de un militante que sufrió seis meses de prisión en Cuba después de verse involucrado en el accidente que acabó con la vida de los opositores anticastristas Oswaldo Payá y Harold Cepero, al colisionar el automóvil que Carromero conducía en el trayecto de La Habana a Santiago de Cuba. De todo ello habla Carromero en un volumen que, asegura, «nace para contar la verdad y hacer justicia con lo que ocurrió», así como para «aumentar la presión internacional sobre Cuba por parte de los países que creen en la democracia». «Fui a Cuba como un joven de 26 años que militaba en las Nuevas Generaciones, sin cargo, solo para ayudar y colaborar como otros muchos han hecho antes que yo», explicó el político, que hoy es secretario general de Nuevas Generaciones del PP en Madrid. Sobre el accidente que acabó con la vida de Payá y Cepero, asegura que «el gobierno cubano quiso enmascarar lo que no fue sino una persecución. Si vemos las pruebas, nos damos cuenta de cuán imposible es su versión. Han pasado dos años y las familias de las víctimas aún no han podido acceder a las autopsias. Mi defensa pidió tener acceso al automóvil siniestrado, y no se le permitió. Mi defensa pidió acceder al expediente de acusación, planteó la posibilidad de pedir peritos independientes, y lo mismo. En las fotografías que aparecieron, el vehículo aparece en un sitio distinto en cada una. Y el árbol contra el cual se produjo teóricamente la colisión debía ser de acero, porque quedó perfectamente recto». Asimismo, Carromero se considera objeto de «un juicio injusto» en el que fue «incomunicado y maltratado», afirma el político. «Me obligaron a grabar un vídeo propio de Al Qaeda, donde dije lo que ellos querían que dijera. Pero la prueba definitiva de mi inocencia es que la familia haya entendido que mi versión era la verdadera, hasta el punto de que la hija de Oswaldo, Rosa María, es la prologuista de mi libro. Una mujer que no podía ni conseguir novio, porque estaba vigilada las 24 horas». Preguntado por El Correo de Andalucía por los posibles motivos para que el gobierno cubano quisiera asesinar a ambos líderes, cuando ya ejerce sobre los disidentes una efectiva represión a diario, Carromero afirmó que «ya dos meses antes se habían salido de la carretera y habían sufrido un impacto», lo que le induce a pensar que «creo que querían asustarnos, y se les fue de las manos», agregó. «Las dictaduras no duran para siempre, y algún día se sabrá qué es verdad y qué mentira en todo este asunto. Y entonces mucha gente tendrá que pedir disculpas».

  • 1