domingo, 18 noviembre 2018
14:49
, última actualización
Local

Arenas hace su paseíllo triunfal

El líder del PP-A anuncia que el congreso nacional de febrero será en Sevilla

el 22 nov 2011 / 22:40 h.

TAGS:

El presidente del PP andaluz, Javier Arenas, ayer en la Junta Directiva regional de su partido.

El de ayer fue en el Partido Popular de Andalucía un día de mensajes, pero sobre todo de gestos. Un partido que lleva 30 años en la oposición no es que haya hecho una larga travesía del desierto es que ha cruzado el Sáhara entero. Y cuando los datos dicen que están a punto de llegar a su meta, de gobernar en Andalucía, la euforia y la emoción se palpan en el ambiente. Javier Arenas convocó a la Junta Directiva en un hotel de la capital y entró en el acto entre palmas haciendo un paseíllo triunfal. La sala abarrotada y la gente en pie.

El PP sabe cuidar su imagen y sin que fuera necesario calentar más el ambiente, arrancó la reunión -abierta a la prensa- con dos vídeos promocionales. Uno el utilizado en campaña con Mariano Rajoy, en el que numerosos dirigentes califican al futuro presidente con una larga serie de adjetivos y sustantivos ("capaz", "España", "confianza", "ilusión", "previsible", "imprescindible", "futuro", "responsable"...) y otro, que se lanzó en las redes el pasado domingo rozando la media noche, bajo el lema "Ahora toca Andalucía", que los expertos de comunicación del partido califican como el spin off del anterior.

Y así, con muchos populares con la emoción a flor de piel, comenzó Arenas su interlocución, serio, contenido, con más tono presidencial que nunca. "El domingo perdió el discurso de miedo", dijo Arenas.

En clave interna el líder del PP-A sacó pecho. "Cuántas veces hemos oído que no hemos ganado las elecciones generales en España por Andalucía", recordó, "eso ya no se puede decir". El líder de los populares andaluces es un hombre fuerte de Rajoy, defendió su liderazgo hace cuatro años cuando muchos exigían un relevo tras la derrota de 2008 y ganó tantos enemigos como amigos tiene ahora internamente. "Andalucía supone el 50% del incremento total de votos del PP en España", defendió en una intervención cargada de datos y estadísticas. Anunció que el congreso nacional del PP se celebrará en Sevilla los días 17, 18 y 19 de febrero, justo después del socialista.

El PP andaluz está dispuesto a exhibirse tras su segunda gran victoria en Andalucía, la que cosechó el pasado domingo con nueve puntos de ventaja sobre el PSOE cuando por primera vez desde 1979 ganó unas generales en esta comunidad. Hoy Arenas se reunirá con todos los cabezas de lista del PP-A en un acto concebido para la gran foto.

Todo esto a pesar de que el presidente del PP andaluz sigue advirtiendo de que el triunfalismo es un mal compañero de viaje. Un día después de que el secretario general del PP-A, Antonio Sanz, defendiera que con los resultados del 20-N en la mano su partido obtendría una mayoría absoluta indiscutible (57 diputados) en el Parlamento andaluz, ayer Arenas dejó claro que no cree "en las extrapolaciones". "Podemos gobernar en Andalucía", aseguró en condicional, "no vamos a tener la tentación de morir de éxito" o "mantenemos el rumbo hacia una mayoría amplia en Andalucía".Arenas dio muchas veces las gracias y se acordó sobre todo de los jóvenes, que aseguró que han sido "fundamentales".

Los alcaldes, que han sido clave en las candidaturas al Senado donde el partido ha barrido aún con más contundencia, se llevaron también protagonismo en el capítulo de agradecimientos. El líder del PP-A se mostró además convencido de un trasvase de votos desde las filas socialistas y avisó a los suyos de que aún les queda "un especialísimo esfuerzo en los municipios de menos de 5.000 habitantes", en lo que llamó "la Andalucía profunda". Al término más aplausos y empujones para llevarse una foto con el candidato, que en su cuarto intento está más cerca que nunca de llegar a San Telmo.

  • 1