miércoles, 24 abril 2019
07:47
, última actualización
Economía

Boeing y EADS se la juegan en el tanquero

Los fabricantes aeronáuticos presentan sus ofertas finales por un millonario contrato en EEUU.

el 11 feb 2011 / 20:42 h.

Imagen del A330 MRTT, base del KC-45 de EADS.

Las cartas están echadas. Los constructores aeronáuticos estadounidense Boeing y europeo EADS han presentado ya sus ofertas para optar al concurso del avión cisterna KC-X de la Fuerza Aérea de EEUU, más conocidos como los tanqueros, un contrato valorado en 50.000 millones de dólares (38.000 millones de euros).

Boeing detalló que su propuesta ofrece una flota de aviones Boeing NewGenTanker -una aeronave polivalente, derivada del 767- que consume un 24% menos de combustible que el avión cisterna de su competidor EADS, que participa con la versión del A330 MRTT.

"Si resulta elegido, el avión cisterna de Boeing ahorrará decenas de billones de dólares en combustible a los contribuyentes durante los próximos 40 años y sustentará 50.000 empleos con más de 800 proveedores, en más de 40 estados en EEUU", aseguró.

"Se trata de una decisión crítica para la seguridad nacional de EEUU y su base industrial," afirmó el presidente y consejero delegado de Boeing, Jim McNerney, quien destacó que el avión es "el más capaz y con el consumo de combustible más eficaz".

Sin embargo, EADS, a través de su filial en Norteamérica, también presentó su oferta final con el KC-45 que, según el fabricante, es entre un 15% y un 44% más barato que el de su rival estadounidense en cuanto a consumo de combustible.

La matriz defiende que su avión cisterna, basado en el A330MRTT de Airbus Military, ya dispone del certificado de aeronavegabilidad y ya ha recibido encargos de otros países como Australia, el Reino Unido, Arabia Saudí y Emiratos Arabes.

A este argumento de peso añade que si la Fuerza Aérea de EEUU selecciona el KC-45, EADS North America construirá el avión en un nuevo centro de producción en Alabama, utilizando como proveedores a compañías estadounidenses en más de 40 estados, lo que generará unos 48.000 empleos.

EADS estima que la participación de las factorías españolas puede superar el 15% de carga de trabajo, ya que tiene previsto que en la planta de Getafe (Madrid) se fabriquen tres de los cuatro prototipos. De ganar, la industria española se responsabilizaría de la certificación y configuración de la aeronave.

EADS, en consorcio con Northrop Grumman, logró en 2008 hacerse con el contrato para fabricar estos 179 aviones cisterna pero el Pentágono reabrió la puja tras las protestas de Boeing.

  • 1