sábado, 16 febrero 2019
20:54
, última actualización
Local

Científicos de EEUU crean el primer organismo vivo artificial

El equipo de Craig Venter genera una célula íntegramente en su laboratorio.

el 20 may 2010 / 21:06 h.

TAGS:

El científico Craig Venter en una comparecencia reciente en San Francisco.

La ciencia ha logrado crear por primera vez en la historia un organismo vivo en un laboratorio. Vida artificial. Eso es lo que ha creado un grupo de 20 científicos del Instituto Craig Venter de Estados Unidos, según anunció ayer la revista Science.

Venter pretende desarrollar algas que fijen el CO2 atmosférico y lo convierta en hidrocarburos mediante la luz del sol o crear organismos que permitan acelerar la producción de vacunas.

El grupo de investigadores dirigidos por Venter ha conseguido ensamblar fragmentos de ADN elaborados artificialmente hasta completar un genoma completo. En este proyecto, que ha supuesto una inversión de 40 millones de dólares -unos 33 millones de euros- han trabajado hasta 20 científicos durante los últimos 15 años.

El primer paso que llevaron a cabo los científicos fue escoger una bacteria -de una sola célula- que sirviera de modelo. La elegida se denomina Mycoplasma mycoides, compuesta por varios cientos de genes -el ADN humano es mucho más complejo y dispone de 60.000-. A partir de ahí, el equipo de Venter secuenció -descifró- el ADN de la bacteria modelo y, posteriormente, comenzaron a elaborar uno artificial a su imagen y semejanza.

El resultado ha sido una copia casi al 100% que los investigadores de este proyecto han denominado Mycoplasma mycoides JCVI-syn 1.0. Es como la primera generación de organismos 1.0 que se adivina en el horizonte del Instituto Venter .

Según relata el propio Venter en Science, el último paso de todo el proceso fue sustituir el genoma artificial por el genuino de la bacteria elegida como modelo y... "fue un increíble y bello acoplamiento. La nueva bacteria fabricaba proteínas propias con las características de su bacteria antecesora. Nosotros claramente habíamos transformado una célula en otra nueva", explica el investigador. Era la primera vez que el hombre creaba vida artificial.

"Pensamos que es un paso importante, tanto científica como filosóficamente hablando", añade Venter a Science. "Ciertamente, ha cambiado mi mirada sobre la definición de qué es vida y sobre cómo la vida funciona".

En un momento del proceso, relata Science, los científicos pensaron que no lo iban a conseguir. La primera vez que trasplantaron el ADN artificial por el natural de la bacteria "no sucedió nada". Ocurrió que habían trasplantado por igual fragmentos sintéticos y naturales del genoma de la bacteria. Este error retrasó el proyecto tres meses, pero los científicos lo subsanaron y hace un mes, según Science, "la bacteria comenzó a reproducirse sobre la placa de laboratorio".

Uno de los científicos, Daniel Gibson, envió a Venter en ese instante un mensaje de texto anunciándole el éxito. Venter llegó y... ¿qué hizo? "Cogí mi cámara y grabé la placa de cultivo". Venter asegura que la bacteria creada es inapropiada para la producción de biocombustibles, sin embargo, el científico investigará diferentes organismos.

Según informó ayer la web de The New York Times, la compañía de Venter Synthetic Genomics tiene un contrato con la compañía petrolera Exxon para generar biocombustibles derivados de algas, organismos en que Venter pretende crear artificialmente. Según el rotativo norteamericano, Exxon ha preparado una inversión de 600 millones de dólares -unos 500 millones de euros- si Venter consigue realizar este logro.

El trabajo también ha levantado el debate en torno a la seguridad pública de estos hallazgos, el bioterrorismo y la propiedad intelectual. Sobre este último aspecto, Venter afirma en Science que su compañía ha solicitado patentes para proteger el trabajo. Un grupo de vigilancia tecnológica canadiense, ETC, ha alertado de que el resultado de eso podría ser un monopolio sobre los mecanismos para crear vida sintética y artificial.

  • 1