sábado, 16 febrero 2019
09:28
, última actualización
Local

Condenado a 8 años por apuñalar a su novia con un cuchillo de cocina

La sentencia indica que el acusado es culpable de un delito de homicidio en grado de tentativa.

el 31 may 2010 / 17:36 h.

TAGS:

La Audiencia Provincial de Córdoba ha condenado a ocho años de cárcel a un joven que apuñaló a su novia con un cuchillo de cocina tras obligarle a que dejara su trabajo por creer que mantenía relaciones sexuales con el hijo de sus jefes.


Según han informado a Efe fuentes judiciales, la sentencia indica que J.A.T.S. es culpable de un delito de homicidio en grado de tentativa, aunque el procesado aseguró en la vista oral que no tenía intención de matarla, sino "solo hacerle daño porque tenía rabia".

Además, reconoció que exigió a su compañera sentimental que dejara de trabajar porque "tenía celos", ya que pensaba que ésta mantenía relaciones sexuales con el hijo de los dueños de la casa donde trabajaba.

J.A.T.S., que ya había sido condenado anteriormente por un delito de lesiones a su pareja, a la que tenía prohibido aproximarse, declaró que la acompañó a la casa donde trabajaba para que ésta comunicara a su jefe que iba a dejar el empleo.

Posteriormente, durante el camino de vuelta, sacó un cuchillo, y aunque la mujer pidió ayuda a dos policías locales de la zona, la apuñaló varias veces.

Por su parte, la agredida dijo que vio cómo su pareja cogía el cuchillo antes de salir de la casa donde ambos vivían, pero que no tuvo miedo.

También manifestó que J.A.T.S comenzó a manifestar una actitud celosa y rara cuando el médico cambió su medicación.

En su escrito de acusación, el fiscal solicitaba para el acusado nueve años de cárcel por un delito de intento de homicidio y un año de cárcel por un delito de quebrantamiento de condena, ya que tenía una orden de alejamiento.

La defensa sostuvo que el acusado cometió un delito de lesiones y pidió que fuese absuelto por el delito de quebrantamiento de condena, ya que J.A.T.S reanudó la relación con su pareja, a pesar de que tenía prohibido aproximarse a ella, porque la mujer quiso.

  • 1