viernes, 19 abril 2019
16:11
, última actualización
Local

El conservatorio Macarena alerta del riesgo de derrumbes

La dirección del conservatorio remite un escrito a los padres de 150 alumnos para advertirles de que no puede garantizar su seguridad

el 17 feb 2010 / 21:35 h.

TAGS:

La dirección del Conservatorio Elemental de Música Macarena no puede garantizar la seguridad de sus 150 alumnos y 11 profesores después de que una serie de daños en la estructura del edificio obligaran a clausurar varias aulas. Así lo afirmó ayer el director del centro, Ignacio Pérez de Aragón, que también remitió un comunicado a los padres y que ha convocado para hoy un consejo escolar extraordinario.


Según Pérez de Aragón, las últimas lluvias han provocado desprendimientos en los travesaños que sostienen los falsos techos de una de las naves del edificio. Asimismo, el pasado viernes, una inspección programada para acometer reformas reveló que el artesonado de madera “estaba muy deteriorado”, lo que obligó a clausurar el aula de iniciación musical que acoge este espacio y a realojar a los alumnos –de entre cinco y siete años– en la sala de espera en la que los padres aguardan a que finalicen las clases. Hace dos años, explicó el director, “ya hubo que clausurar otra clase en esa misma nave por su mal estado” y otra de la nave principal está inahabilitada por los mismos motivos.


Técnicos de la Delegación Provincial de Educación, de quien depende el conservatorio, inspeccionaron el lunes y ayer el centro pero “no se atrevieron a elaborar ningún informe escrito en el que se garantice la seguridad del edificio ni de sus ocupantes”, aseguró el director. Es por eso que decidió comunicar a los padres la situación que, dijo, ha generado “cierta alarma”. Ahora, la dirección del centro, que ha solicitado una entrevista con el delegado de Educación, Jaime Mougán, está a la espera de que sus técnicos “hagan una nueva inspección más a fondo” para determinar las medidas a tomar que, predijo, “necesitarán de una fuerte inversión” así como el posible realojo de todos los alumnos en otro edificio.


Hasta ayer, los alumnos acudieron a clase “con normalidad” a pesar de que “muchos padres han pedido cita conmigo para que les informe de lo sucedido”. Sin embargo, las clases están “al límite” y nuevos desprendimientos dificultarían su desarrollo normal. Tanto padres como profesores debatirán hoy en el consejo extraordinario que tendrá lugar a las 21.00 horas las medidas a tomar ante esta situación.


El inmueble, ubicado en la calle Becas, es de titularidad municipal y estuvo integrado hasta el siglo pasado en el convento de Santa Clara, cuando se acometió su última reforma integral.

  • 1