miércoles, 24 abril 2019
14:31
, última actualización
Cultura

El oro de los argonautas arriba a Sevilla

El Museo Arqueológico exhibe una muestra única que conecta dos Iberias míticas: la tartésica más nuestra y la lejana de Georgia.

el 04 may 2010 / 20:06 h.

El público se queda sorprendido de la calidad de los tesoros aparecidos en Georgia.

Hay exposiciones que son en sí mismas un hito irrepetible. La que desde hoy y hasta el 20 de junio acoge el Museo Arqueológico de Sevilla, titulada El oro de los argonautas. Tesoros del Museo Nacional de Georgia, lo es por varias razones. La primera, porque será la única ocasión que tendremos en España de contemplar 132 piezas de joyería finísima (en oro, plata y bronce) con una media de 2.500 años de antigüedad procedentes de un país tan remoto como capital -allí perviven las huellas de nuestros antepasados más remotos, como en África las del hombre negro- para entender esto que llamamos civilización caucásica u occidental: Georgia.

La segunda razón, porque sólo en su escala en Sevilla estas piezas dialogan con otras coetáneas no menos espectaculares y míticas: las legadas por ese mundo también mágico que fue Tartessos, del que Sevilla, por suerte, aporta piezas destacadas como el Tesoro del Carambolo, aunque de un modo inexplicable sólo se exhiba su réplica porque el original sigue, como desde hace 30 años, penando en la caja de seguridad de un banco.

Y tercero, esta exposición es única porque no pone el foco sobre la Grecia clásica, ni siquiera sobre los fenicios, sino sobre dos culturas geográficamente opuestas -una al oeste, Tartessos, y otra al este, la antigua Cólquide a la que fueron, según la mitología, Jasón y sus argonautas a hacerse con el vellocino de oro- pero con más concomitancias que diferencias. La principal: que a ambas partes los griegos las denominaron Iberia, y en ambas había abundancia de oro.

No por menos ayer media Georgia de la oficial estaba en Sevilla, y no por menos les correspondieron autoridades como la Infanta Doña Margarita y su marido el duque de Soria -la Fundación Duques de Soria lleva unos años trazando puentes de sinergia patrimoniales entre España, vía Atapuerca, y Georgia-, así como el consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, Paulino Plata.

¿Y qué es lo que se ve en El oro de los argonautas? Nada menos que lo más granado de cuanto han desentrañado los arqueólogos en yacimientos clave para la civilización como el de Vani, donde siguen apareciendo ajuares riquísimos de difuntos no menos significados datables entre los siglos VII y IV antes de nuestra era.

En palabras del comisario de la muestra, el historiador Martín Almagro-Gorbea, "esta muestra acerca el oro y la historia del Cáucaso al del Far West de Tartessos en un viaje al más allá, a un mundo realmente mágico. Y de Georgia nos llega la mejor joyería, y con ella la mentalidad y sentimientos de unas gentes acaudaladas que se hacían enterrar con una serie de talismanes a los que atribuían poderes mágicos".

Los georgianos estaban ayer exultantes al ver la admiración que causa su patrimonio. "Nuestra máxima es que estos tesoros no se guarden en cofres, sino que viajen, que se exhiban y disfruten", afirman orgullosos.

  • 1