viernes, 19 abril 2019
09:31
, última actualización

El PSOE-A llama a una alianza política contra el reparto “leonino” del déficit

Piden a todos los partidos que se unan para reclamar al Gobierno central un “trato justo” para Andalucía

el 29 jul 2013 / 21:07 h.

El vicesecretario del PSOE-A, Mario Jiménez, hoy en rueda de prensa El vicesecretario del PSOE-A, Mario Jiménez, hoy en rueda de prensa Andalucía, como la mayoría de comunidades, está asfixiada. En septiembre tiene que empezar a esbozar el Presupuesto de 2014 y con los números actuales lo considera misión imposible. La Junta tiene marcada en rojo la reunión de mañana en Madrid con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, quien despejará a las autonomías el objetivo de déficit para el próximo año. Andalucía, que en 2012 sobrepasó el tope en más de medio punto, trata de pelear in extremis por un trato “diferenciado y justo”. Alega que no podrá soportar menos del 1,5%. El Gobierno quiere imponer a todas las regiones por igual un 1,3% de déficit. El PSOE-A llamó ayer a todos los partidos andaluces, en especial al PP-A, a rechazar juntos un reparto “leonino”. La diferencia entre el objetivo que pretende fijar el Ejecutivo y el mínimo que sería capaz de aguantar la Junta no es baladí. Cada décima del déficit supone 145 millones de euros para Andalucía, calculó ayer el vicesecretario general del PSOE-A, Mario Jiménez. Con menos del 1,5% de déficit peligrarán los servicios esenciales de la comunidad, como sanidad o educación. Nada más constituirse el Gobierno de coalición de PSOE e IU, éste tuvo que acometer un recorte de 2.700 millones al Presupuesto de 2012 para cumplir con el déficit. Implicó despedir a personal, bajar el sueldo a funcionarios, eliminar altos cargos y subir impuestos. Aunque la Junta aseguró que, a diferencia de otras comunidades, Andalucía no desmantelaba el Estado del Bienestar, la tijera hizo tambalear el pacto de Gobierno. Ahora el escenario es más complicado aún. Tanto PSOE como IU eluden de momento hablar de inestabilidad en el Gobierno por la imposibilidad de cuadrar las cuentas, pero la amenaza está ahí, acrecentada por la inminente sucesión en San Telmo y la remodelación del nuevo Ejecutivo de Susana Díaz. Socialistas e IU ponen el acento ahora en denunciar la “tiranía” del Gobierno de Mariano Rajoy en el reparto del déficit. Mañana miércoles el ministro revelará los números en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, al que acude la consejera de Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, quien mantiene una buena interlocución con Montoro. La Junta, en un principio, avisó de que no aceptaría menos del 2% y ahora pone el límite en el 1,5%. Sus argumentos son que Andalucía es de las comunidades menos endeudadas y de las más castigadas por la aplicación de un sistema de financiación que le hace perder mil millones de euros al año. Por ello exige un trato “diferenciado”. El vicepresidente andaluz, Diego Valderas, advirtió de que la comunidad “no puede estar por  detrás de ninguna otra” en materia de financiación.

  • 1