miércoles, 19 diciembre 2018
00:39
, última actualización
Deportes

En busca de su propia identidad

LA PREVIA. Real Betis B y Sevilla Atlético reeditan hoy un derbi de filiales sin favorito claro. El Villamarín presentará el aspecto de las citas importantes.

el 02 nov 2014 / 10:19 h.

betisb sevilla at-edd_opt Isaac y Juan Muñoz, dos de los protagonistas del partido entre filiales. Foto: EDD. Un derbi es sinónimo de tensión, ansiedad, precipitación y catarsis final. La forma más genuina de liberar energía en una categoría, la Segunda División B, en la que el gol cotiza al precio del oro de 24 kilates. Real Betis Balompié B y Sevilla Atlético, con su parafernalia e idiosincrasia propias, se cruzan hoy en el Benito Villamarín. Los anfitriones enlazan tres victorias consecutivas en un torneo en el que los de la Carretera de Utrera firman a domicilio el peor registro de su historia. Palabrería barata e inocua. Un duelo cainita es imprevisible y carente de lógica y razón. El técnico local, Juan Meri­no, diseñó ayer una lista de citados en la que no aparecen jugadores de la talla del cántabro Isuardi o el mediapun­ta Ismael y en la que sólo figuran dos centrales natos. La frialdad de los números apa­ga cualquier conato de deba­te en las horas previas a un compromiso en el que los anfitriones buscarán administrarse otra dosis superlativa de orgullo chauvinista tras los triunfos conseguidos an­te La Hoya Lorca, UD Melilla y CP Cacereño. El preparador heliopolita­no no podrá recurrir ni a los aún lesionados Mosquera y Lolo ni a Dani Ceballos, que amanecerá en Pamplona con la esperanza de participar en el Osasuna-Real Betis del Sadar. Salvo contratiempo o sorpresa de última hora, el riojano Javi Montoya, en un excelente momento de for­ma, ejercerá con el ‘1’ de inicio. Rafa Navarro y Varela serán los inquilinos de los laterales, mientras que José Carlos y Caro, con Pozo en la lista de damnificados, actuarán en el eje de la zaga. El doble pivote será para De la Hoz y Carlos García, mientras que en los costados participarán Isaac y Abeledo. En ataque, el único fijo es Álex Alegría, al que podrían escoltar Juan­ma, Marco Rosa o, incluso, el versátil Luis Madrigal entre líneas. El Sevilla Atlético necesita ganar para alimentar la fe en su potencial y su peligrosidad a domicilio, su auténtica asignatura pendiente. Diego Martínez ha decidido ocultar sus planes con la convocatoria de la totalidad de sus pupilos, aunque Juanje, Martínez y Mode, con molestias, son duda. El vigués, tipo calculador e inteligente, ha cocinado en la soledad del vestuario un sistema equilibra­do que fortalezca el talento de la pareja de oro, Juan Muñoz y Carlos Fernández, auxiliados en la banda diestra por Borja Lasso. David Soria será el meta titular, mientras que en los carriles defensivos formarán Sedeño y Moi. Con Luismi y Garrido en la zona central, la sala de máquinas será responsabilidad de Cotán y Antonio Romero. Matos, que emulará a Borja Lasso desde la siniestra, será el undécimo pasajero de una tropa que se ha conjurado para reinar en el Benito Villamarín, el lugar en el que los últimos ecos de un derbi fueron en lengua europea. Las estrellas del futuro recogen el testigo. Alineaciones probables: Real Betis B: Montoya, Rafa Navarro, José Carlos, Caro, Varela, Isaac, Carlos García, De la Hoz, Abeledo, Marco Rosa, Álex Alegría. Sevilla Atlético: David Soria, Sedeño, Garrido, Luismi, Moi, Borja Lasso, Cotán, Antonio Romero, Matos, Carlos Fernández, Juan Muñoz.

  • 1