domingo, 09 diciembre 2018
22:57
, última actualización
Local

García Márquez se cuela en el examen de Selectividad

Varias lipotimias en la Hispalense, únicos incidentes en Sevilla al inicio de una de las últimas convocatorias.

el 12 jun 2014 / 14:32 h.

TAGS:

selectividadLa Universidad de Sevilla (US) y la también sevillana Universidad Pablo de Olavide (UPO) afrontan este jueves, al igual que el resto de sedes académicas andaluzas, la primera de las tres jornadas de 2014 de la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU), mejor conocida como Selectividad, una de las últimas en realizarse en tanto que la nueva Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) prevé la desaparición de esta prueba, aunque se mantendrá para los alumnos que quieran acceder a la enseñanza universitaria antes del curso 2017-2018. En ambas sedes la primera jornada ha transcurrido con "absoluta normalidad", según han indicado tanto la vicerrectora de Estudiantes de la Hispalense, Pastora Revuelta, como la directora general de Acceso, Difusión y Captación de la Olavide, Mercedes de la Torre, que ha declarado a Europa Press que en lo tocante a los aspectos organizativos y de coordinación, gestionados este año a nivel andaluz por la UPO en aspectos tales como la custodia de los exámenes, los resultados también han sido, asimismo, satisfactorios. Según ha declarado a los periodistas Revuelta, únicamente se ha registrado un incidente en la Facultad de Ciencias del Trabajo, en el campus de Pirotecnia, donde una estudiante ha sufrido una lipotimia por la cual ha sido de inmediato atendida médicamente por el servicio de Prevención de Riesgos de la US. Aunque ya recuperada, la joven ha perdido un examen, por lo cual quedaba en manos de la alumna si continuar este jueves con las pruebas o realizarlas la próxima semana, "como pueden hacer todos los estudiantes ante una enfermedad documentada". Mientras que la Hispalense tiene programado examinar a 8.816 estudiantes --de los que unos 6.900 van a realizar tanto las pruebas generales como las específicas, algo más de 1.500 solo las específicas y 270 solo la general, al objeto estos dos últimos grupos de subir nota para acceder a titulaciones concretas--, De la Torre ha recordado que la UPO acogerá a 1.194. En cuanto a las áreas más demandadas, en la US suelen ser la Biosanitaria y la Ingeniería --la nota de corte más alta a nivel nacional del pasado año, un 13, fue en el doble grado de Física y Matemáticas--, mientras que "las de más peso" en la Olavide son Ciencias del Deporte y Biotecnología. Las responsables de ambas universidades, asimismo, han incidido en la importancia de que la comunidad autónoma andaluza pueda seguir contando con pruebas "homogéneas" para el acceso a la universidad una vez se suprima la PAU. "La idea es que siga existiendo este Distrito Unico, donde impere la objetividad en cada uno de los procesos de entrada y sin que se establezcan diferencias entre estudiantes", ha precisado De la Torre. Revuelta, de su lado, recalca la conveniencia de un sistema con "igualdad de oportunidades" basadas en el mérito académico. Durante esta jornada se ha desarrollado la primera parte de la prueba, común a todos los estudiantes de Bachillerato, que consta de 3 ejercicios. A primera hora ha tenido lugar el examen de Comentario de Texto relacionado con Lengua Castellana y Literatura, donde este año se han planteado dos opciones: un fragmento de “Luces de Bohemia” de Valle Inclán y un fragmento de Crónica de una muerte anunciada de Gabriel García Márquez. Como segundo ejercicio, los estudiantes se han dividido en dos grupos, según la opción elegida previamente: Historia de España, con El Sexenio Revolucionario (1868-1874): intentos democráticos. De la revolución al ensayo republicano, por un lado, y la Dictadura de Primo de Rivera (1923-1930), por otro lado, o Historia de la Filosofía, protagonizada por Descartes y Kant. Para concluir, el último ejercicio de la jornada ha sido el de Lengua Extranjera.

  • 1