lunes, 18 marzo 2019
13:04
, última actualización
Local

Inglés sí, pero con garantías y certificado

ACEIA presenta una campaña de lucha contra el fraude en la formación de idiomas.

el 05 sep 2014 / 16:33 h.

TAGS:

Xavier Ballesteros, Borja Uruñuela y Barry Lynam, ayer en la rueda de prensa. / J.M. Paisano Xavier Ballesteros, Borja Uruñuela y Barry Lynam, ayer en la rueda de prensa. / J.M. Paisano Después de las ansias por quitarse de encima los kilos de más cogidos durante las vacaciones ya sea a base de dietas o de gimnasio, el deseo de estudiar un idioma (sobre todo inglés) está entre los primeros de la lista de septiembre. Pero lo que hasta hace unos años era solo eso, una ilusión efímera, hoy es una «urgencia». El paro, la internacionalización del mercado laboral y la comunicación cada vez más global como consecuencia de las redes sociales obligan a manejar una segunda lengua como la materna y a que ese conocimiento esté acreditado. Las dos entidades certificadoras más importantes en el ámbito internacional, Cambridge English y Trinity College, se sumaron ayer a la campaña informativa impulsada por la Asociación de Centros de Enseñanza de Andalucía (ACEIA) que busca advertir a los consumidores de las ofertas fraudulentas que nacen al calor del «boom» de los idiomas en España. En el caso de Trinity, Barry Lynan, consultor nacional de la entidad para España y Portugal, desveló que el curso pasado investigaron cinco casos de academias que estaban usando de forma fraudulenta el logo de Trinity, asegurando a sus clientes que eran entidades certificadoras de estos títulos. Xavier Ballesteros, jefe de marketing de Cambridge English, reveló que a sus oficinas centrales llega una queja semanal relacionada con mala praxis. Borja Uruñuela, presidente de ACEIA, recalcó la necesidad de que el consumidor recabe «toda la información posible» antes de decantarse por una academia donde prepararse para certificar su nivel de idiomas: desde la formación y acreditación del profesorado, a instalaciones y materiales didácticos, entre otros aspectos. Sólo así podrían reducirse las quejas, que como señaló el presidente de UCE Andalucía, Juan Moreno Rodríguez, representan el 70% de las 200 reclamaciones relacionadas con centros formativos que analizan sus servicios anualmente. «ACEIA no es la policía del sector, pero queremos que el consumidor tenga toda la información posible para evitar el intrusismo, la publicidad engañosa y los centros de idiomas fachada, aquellos que son solo una imagen pero tras los que no hay un equipo profesional», recalcó Uruñuela. «No hay atajos». Que hay urgencia y necesidad «vital» –en palabras del presidente de ACEIA– por certificar un idioma no lo dicen las entidades que expeditan las acreditaciones oficiales sino los datos. En los últimos tres años, cada curso, el número de estudiantes de B1 (imprescindible, por ejemplo, para que los universitarios consigan el grado) creció en Andalucía un 72% en el caso de Cambridge. Para el First (B2) y Advance (C1), el incremento es de un 25% anual. Idéntica situación (aumento curso a curso de dos dígitos) se vive en el caso de los exámenes de Trinity, aunque ninguna de las dos entidades dio los números absolutos de alumnos examinados. Las únicas cifras absolutas las ofreció el presidente de ACEIA, Borja Uruñuela: el curso pasado, los centros asociados de ACEIA presentaron a 12.500 alumnos a los exámenes de Cambridge y Trinity con una media de aprobados superior al 80%. Pero las urgencias y prisas por acreditar las habilidades con un idioma no pueden evitar lo obvio: para aprobar los exámenes de Cambridge o Trinity hace falta... estudiar. Y no poco. La media oscila entre las 150 y 200 horas. «No hay atajos», subrayó Barry Lynam, para el que «un nativo no siempre es garantía de que enseña bien inglés», desmontando uno de los mitos más comunes en relación al aprendizaje de un idioma. Además de las horas de estudio, el alumno que desee certificar su nivel de idiomas deberá desembolsar, junto a las mensualidades de la academia, las tasas de los exámenes de Cambridge y Trinity, que oscilan entre los 33 y los 195 euros, según el nivel y el ámbito (solo expresión oral o un conjunto de habilidades). La campaña de ACEIA, que cuenta con el respaldo de Cambridge y Trinity así como de las asociaciones de consumidores UCE Andalucía y Facua, puede consultarse en la web aceia.es, donde en la pestaña Cómo escoger un centro de enseñanza de idiomas de confianza se pueden descargar tres documentos en los que se ofrecen pautas a tener en cuenta a la hora de la elección (Cómo elegir una Academia con garantías), preguntas y respuestas acerca de las certificaciones (Todo lo que necesitas saber sobre las certificaciones en competencia lingüística) y los beneficios de la certificación en competencia lingüística.

  • 1