miércoles, 20 marzo 2019
22:35
, última actualización
Local

IU pide al PSOE otra reforma del sector público en los próximos Presupuestos

La coalición cree que el último plan de ajuste a empresas públicas no se ejecutó del todo y plantea nuevos recortes. El socio de Gobierno baraja que la Junta no pague una parte de su deuda por considerarla “ilegítima”

el 08 ago 2013 / 22:14 h.

TAGS:

José Antonio Castro, portavoz de IU en el Parlamento, ayer, en rueda de prensa. José Antonio Castro, portavoz de IU en el Parlamento, ayer, en rueda de prensa. Izquierda Unida pedirá al PSOE, socio de Gobierno en Andalucía, incluir en los próximos Presupuestos autonómicos otra reforma del sector público. La negociación política de ambos partidos comienza dentro de tres semanas –irá en paralelo a la investidura de la futura presidenta Susana Díaz– pero la coalición de izquierdas avanzó ayer la primera prerrogativa: buscar el ahorro en una nueva reforma de la administración, sobre todo en las empresas públicas, como una vía de priorizar mejor el gasto sin tocar servicios esenciales como educación, sanidad y política social. La Junta está obligada a ajustar el gasto al máximo, ya que cuenta con un límite del déficit del 1% del PIB, un margen mucho menor que el de este año, en el que ya hubo que recortar 2.700 millones al presupuesto en vigor. El portavoz parlamentario de IU, José Antonio Castro, anunció ayer que su formación reclamará “un avance” en la reordenación del sector público andaluz de cara a la elaboración del Presupuesto para 2014, con el objetivo de lograr “más eficiencia” y de que dicho sector sea “más sostenible”, informa Europa Press. La federación admite que la última reordenación del sector público no se ha llevado a cabo “en todos sus términos” y que se hace necesario tomar medidas al respecto a través de “distintas fórmulas” que podrían incluirse en las próximas cuentas. El año pasado, la reforma de la Administración desató una tormenta política, y reactivó la cruenta batalla que libró la Junta con sus empleados públicos en 2010, a causa del primer macroajuste al sector público. Las cuentas de 2013 incluían la segunda fase del plan de reequilibrio financiero, que preveía un ahorro de 188 millones en el sector público. Hasta la fecha, la reordenación ha consistido en reducir el número de empresas públicas, bien por eliminación bien por fusión, y suprimir 180 cargos directivos. A esto se sumó, en 2012, el plan de ajuste, un recorte de 2.700 millones, de los cuáles 777 millones salían de las nóminas de funcionarios y personal laboral, más un recorte en la jornada y el sueldo de los interinos. Todo esto se hizo apenas unos meses después de que se acabara de constituir el Gobierno de coalición PSOE-IU, y todo ocurrió en medio de paros, protestas y movilizaciones de los empleados públicos. El Presupuesto de 2013 nació aplastado por un límite en el déficit opresivo –pero mucho peor es el de 2014–, y por la acuciante falta de liquidez de la Administración andaluza. Esta situación obligó a la Junta a solicitar al Gobierno central un ancipo de mil millones para pagar la deuda a proveedores y bancos, además Andalucía se acogió al fondo de rescate para que el Estado inyectara 4.900 millones más de liquidez a las arcas andaluzas. Bajo estas condiciones, el Ministerio de Hacienda puso a Andalucía bajo la lupa, y empezó a sugerir que aún podía adelgazar más el abultado sector público. Ni PSOE ni IU quieren prorrogar las cuentas de 2013, como ha hecho Cataluña, pero ambos admiten que será complicado aprobar los próximos Presupuestos. La dirección de IU trató de calmar a los más escépticos de sus filas respecto al pacto con el PSOE, y les garantizó que el primer presupuesto sería “de resistencia”, pero el siguiente pasarían “a la ofensiva”. El déficit del 1% les ha devuelto a la defensiva. Será inevitable recortar el gasto público, y la coalición decidió adelantar ayer que en la administración aún hay vicios que se pueden suprimir (empresas públicas que no funcionan y pueden cerrarse, diferencias de convenios y beneficios retributivos en entes, consorcios y fundaciones que están por encima de las condiciones laborales de la Administración general de la Junta, edificios alquilados, edificios vacíos...). Deuda ilegítima // Castro asegura que IU no aceptará “recortes adicionales” en educación, sanidad y políticas sociales. Otro de los aspectos que reclamará de cara al Presupuesto de 2014 es una fiscalidad progresiva. “No hablamos de castigar más a la mayoría social, sino de que paguen más quienes tienen posibilidad de generar mayores ingresos”, dijo Castro. La coalición defiende una mayor fiscalidad ecológica, que no va encaminada a la recaudación sino a generar “nuevos hábitos”, así como también un impuesto a las grandes superficies comerciales, que podría suponer 20 millones de euros y que tendrían carácter finalista, destinándose a los programas para pymes. Para Castro, también es necesario plasmar dentro del Presupuesto “una austeridad bien entendida” en el gasto corriente. Además, aboga por que la Junta realice un análisis financiero de su deuda para saber qué cantidad está justifica y cuál es “ilegítima” y no debería devolverse. En las cuentas de 2013, el pago de las amortizaciones de la deuda supuso 2.532 millones, la mayor mordida al Presupuesto. La deuda se comió ocho de cada 100 euros de las arcas públicas, o lo que es lo mismo el recorte que tuvieron que hacer todas las consejerías (2.692 millones), que sufrieron un 10,7% menos de recursos. Aviso a Susana Díaz: “No vale cualquier discurso, tiene que convencer a IU” El portavoz de IU, José Antonio Castro, aseguró ayer que su formación no afronta el debate de  investidura como “un trámite”, advirtiendo así a la candidata del PSOE a la Presidencia de la Junta, Susana Díaz, de que “cualquier  discurso no vale, así como tampoco tener las cuentas echadas”. Castro dijo que IU espera un discurso  “serio y con rigor”, que esté “muy anclado” al acuerdo programático  firmado entre las dos fuerzas políticas que sustentan al Gobierno  andaluz. “La candidata tendrá que hacer un discurso que convenza,  tanto al PSOE como a IU”, añadió. Tras aseverar que el proceso de renovación interno que ha vivido  el PSOE-A ha supuesto “un breve kit-kat” para este partido, Castro insistió en la necesidad de que hay que volver a “reengancharse” de  manera inmediata al pacto de Gobierno. Preguntado sobre si IU influirá en la conformación del nuevo  Gobierno, el portavoz respondió que la elección de  los consejeros es “competencia” del presidente o presidenta, aunque  sí que dijo que cuando hay un gobierno de coalición, ello  exige que el candidato “se siente antes con las dos organizaciones  que sustentan al Gobierno”.

  • 1