martes, 11 diciembre 2018
07:04
, última actualización
Local

Los dueños de los bares precintados protestan en la Delegación de Medio Ambiente

Propietarios y trabajadores de los locales afectados en el Arenal, Alfalfa y Alameda denuncian la aplicación discriminatoria de la ley antibotellón.

el 23 dic 2014 / 14:02 h.

TAGS:

protesta-bares-precintados Propietarios y trabajadores de los bares de copas precintados hace un mes en la Alfalfa (ya reabiertos) y el pasado fin de semana en el Arenal y la Alameda, se han concentrado hoy en la Delegación municipal de Medio Ambiente para exigir al Ayuntamiento de Sevilla una solución a su situación al considerar "desproporcionado" que la Policía ordenara directamente el cierre de los locales por la supuesta falta de permitir el consumo de alcohol en la calle. Merced a 117 inspecciones realizadas entre el jueves y el domingo pasado por la Policía Local y los servicios municipales en bares del Arenal, la calle Julio César, la avenida de los Reyes Católicos, el Paseo de Colón y la Alameda de Hércules, diferentes negocios han sido objeto de 37 partes de denuncia y 12 precintos. Entre los bares precintados figuran La Boheme, Magallanes, Casa Matías, Arfe 11, el Gallo Negro, y La Jolla, en el Arenal, y El Corral de Esquivel, El Hombre Bala, Eureka, Alameda 84 y Café de Arte en la Alameda. El presidente de la asociación de bares de copas, Alfonso Maceda, se ha reunido con un responsable de la delegación y ha comunicado al resto de los manifestantes que se trata de una medida adoptada por la Policía Local ante la cual Medio Ambiente debe estudiar ahora expediente por expediente y determinar en cada caso el tiempo del precinto y la cuantía económica de la multa. Sin embargo esta respuesta no ha convencido a los propietarios de los locales que han entrado en e l interior de la sede y amagan con no marcharse hasta recibir una solución más concreta. La principal denuncia del sector es que la ley no se aplica igual en todas las zonas de Sevilla y que la Policía debería multar a quien bebe, ya que ellos no venden las bebidas para el consumo fuera de los locales -que es lo que está prohibido- y aunque muchos tienen porteros que obligan a los clientes a dejar la copa dentro al salir, alegan que no pueden controlar que la gente traiga bebida de fuera y se ponga en su puerta. También denuncian que los 12 precintos realizados el fin de semana en el Arenal y la Alameda fueron una “medida desproporcionada y extrema” sin que mediara previamente ningún aviso o sanción. Sin embargo, el Ayuntamiento aseguró ayer que durante el fin de semana se hicieron 117 inspecciones no solo en la calle Arfe y Alameda, sino también en Paseo Colón, Reyes Católico o Julio César. Se resolvieron con 32 denuncias y 12 precintos (seis en el Arenal el viernes y cinco en la Alameda el sábado). El Consistorio precisó que todos los bares precintados en el Arenal habían sido visitados y alertados la noche del jueves por la Policía; y añadió que la mayoría de los locales acumulan muchas denuncias, en algunos casos hasta más de medio centenar, desde hace años y no solo de esta legislatura. De cualquier manera, los bares de copas La Jolla, El Hombre Bala y el Corral de Esquivel han anunciado que el Ayuntamiento les habría levantado el precinto y les habría autorizado a reiniciar la actividad, aunque en todos estos casos con las correspondientes sanciones económicas por las infracciones detectadas, toda vez que mediaría un cuarto levantamiento de precinto y el viernes podrían ser dictadas las restantes ocho resoluciones, si bien no todas ellas implicarían el levantamiento del precinto.

  • 1