miércoles, 20 marzo 2019
18:43
, última actualización
Local

Más allá de la biblioteca del Prado

La Universidad afronta este curso tres proyectos estratégicos: Educación, Medicina y Farmacia.

el 19 oct 2009 / 18:49 h.

TAGS:

El varapalo sufrido por la Universidad de Sevilla en relación con uno de sus proyectos de infraestructuras más importantes, la biblioteca del Prado, no desmerecerá los tres que se acometerán en este curso académico. Uno de ellos, el más avanzado, es el de la inauguración de la nueva sede de Ciencias de la Educación.

Los otros dos proyectos, el traslado de Medicina y Farmacia al Virgen del Rocío, serán tratados con especial mimo en los próximos meses teniendo en cuenta que ambos están incluidos en el plan con el que la Hispalense ha logrado el certificado de Campus de Excelencia Internacional.

CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN. Para entender la importancia del traslado de esta facultad a Viapol, junto al recién estrenado campus de Derecho y Ciencias del Trabajo, hay que tener una "visión histórica", como dice el decano del centro, Juan de Pablo Pons, que desempolva un dato: "Cuando se empezó a hablar del traslado de Comunicación a la Cartuja, nosotros íbamos también allí.

Así que fíjese la cantidad de años que llevamos esperando". Pero para De Pablo lo más relevante del traslado no es ganar más espacio -que también-, sino "el salto de calidad" que dará la facultad. "El nuevo edificio nos permite integrarnos en un campus y nos resuelve el problema que tenemos ahora de desplazamiento por varios centros", apunta.

El campus de Viapol va a consolidarse como uno de los grandes centros universitarios, ya que Ciencias de la Educación sumará otros 4.800 estudiantes, informó ayer la Universidad tras una visita del rector al nuevo edificio.

Después de los retrasos que se han producido en la obra como consecuencia de los ajustes financieros y arquitectónicos, la obra estará terminada este curso.

Los primeros camiones empezarán a llegar a Viapol con el comienzo de año. Pero el traslado será gradual. Eso hace que el comienzo de las clases en la nueva facultad no esté claro si será dentro de este curso académico o ya en el próximo.

Ciencias de la Educación cuenta con 100 plazas de aparcamiento y ha costado en torno a los 30 millones, la misma cantidad en la que tasó la Universidad la venta de los terrenos de la actual sede, en Ciudad Jardín, para la construcción de pisos y zonas verdes.

MEDICINA. La Universidad firmó con el Ayuntamiento un convenio en el marco de revisión del PGOU en el que se recogía que la sede de Medicina, en la Macarena, sería remozada por completo. Pero el actual rector, Joaquín Luque, ha abierto otra posibilidad que empezará a coger forma en los próximos meses: el traslado de Medicina al Virgen del Rocío.

El decano de la facultad, Juan Ramón Lacalle, se apresura a dejar clara una cuestión: "No me gusta discriminar entre hospitales. El atractivo de irse al Virgen del Rocío es grande, pero tenemos que nutrirnos de los tres hospitales porque la docencia es lo que más nos preocupa".

Por eso, y en paralelo a la reunión pendiente con el vicerrector de Infraestructuras, Lacalle quiere abrir un debate en el seno de la facultad sobre la mudanza. Sí que tiene claro el decano que Medicina necesita una nueva facultad "emblemática, que refleje la fase de cambio en la que está inmersa la carrera", pero también espacios (pabellones docentes, los llama) "en todos los hospitales" porque, explica, "hay departamentos que imparten clases en varios centros".

Lo que sí hay es un dato incontestable: hay "resistencia" a seguir creciendo. Este año hay 350 alumnos en primero, con clases de 90 alumnos, una cifra algo alejada del modelo europeo de enseñanza superior más personalizada que pregona el plan Bolonia.

FARMACIA. La historia de la Facultad de Farmacia con su posible traslado al Virgen del Rocío ha sido un quiero pero no puedo. Quiero, porque la situación en el centro es "insostenible", como reconoce su actual decano José Manuel Vega.

Pero un no puedo en el sentido de que Farmacia -con el anterior equipo decanal- aceptó primero el proyecto y meses después se echó para atrás aduciendo que quería un edificio en exclusividad para ella y no compartido con otros usos (caso del animalario de Espartinas).

"No soy partidario de seguir así", espeta el decano, aunque en contra del traslado pone un pero: "Ahora estamos en un entorno 100% universitario donde mantenemos relaciones muy fuertes con otros centros".

De cualquier manera, Farmacia empezará a hablar de la mudanza con el Vicerrectorado de Infraestructuras este otoño con un punto de partida, a priori, irrenunciable: "El solar del Virgen del Rocío tiene que ser sólo para la Facultad de Farmacia". Vega Pérez quiere también plantearle a la institución la posibilidad de construir un centro de investigación farmacéutica vinculado a la facultad y a la ciudad sanitaria, un proyecto que el decano llevaba en el programa con el que ganó las elecciones.

  • 1