domingo, 17 marzo 2019
10:33
, última actualización
Economía

Novaindes confía en retomar las obras si la banca lo permite

El empresario Luis Oliver, ex presidente del Xerez, controla el grupo que ha comprado la inmobiliaria sevillana

el 14 oct 2009 / 20:28 h.

Si consigue refinanciar la deuda, Novaindes asegura que podría retomar sus proyectos inmobiliarios más importantes, y entre ellos los sevillanos La Florida y Novatriana, después de las vacaciones navideñas. Así lo garantizó ayer Manuel Recio, nuevo director general de una compañía adquirida recientemente por un grupo inversor e industrial propiedad del empresario Luis Oliver Albesa, en su día presidente del club de fútbol del Xerez.

La inmobiliaria sevillana está inmersa en negociaciones con una quincena de bancos y cajas -Cajasol, Caixa Galicia y La Caixa son los principales acreedores- para reordenar los 200 millones de euros que ahora tiene en préstamos, y que han sido el motivo de que el anterior mayor accionista, la familia San José, haya vendido la matriz de Novaindes -incluidos los negocios hosteleros-.

Recio, en este sentido, dijo que la banca "es proclive" a llegar a un acuerdo sobre la financiación de la inmobiliaria, y se marcó como fecha para cerrarlo a mediados de noviembre. Si eso fuera así, el director general -que sólo ejerce un cargo directivo y no ha entrado en la sociedad como accionista, aunque fue muñidor de esa operación de compra- insistió en la viabilidad de Novaindes y el pronto reinicio de las obras de las promociones pendientes.

Aunque Recio confía en la "colaboración" de la banca acreedora. Si ésta al final no tiende puentes, no descarta que se vea forzada a solicitar concurso voluntario de acreedores -antigua figura de la suspensión de pagos-. Sería el último recurso y al que no se llegará, según dice convencido. El porqué: tiene la intención de "adelgazar" la sociedad, desprendiéndose de activos "que no sean de primer interés, para así desarrollar las promociones y vender con seriedad".

Sus cálculos hablan de un valor de mercado de unos 500 millones de euros para la totalidad de sus activos. Su cartera de suelos y promociones, agrega, es "muy buena en ubicación y calidad". Así, además de los proyectos para Sevilla capital ya mencionados, están el que pretende ser el mayor centro de negocios de la capital después de la Torre Pelli -el Portaceli-, la edificación de unas mil viviendas y parcelas comerciales en Mairena del Aljarafe (en los aledaños de Metromar) y un amplio proyecto inmobiliario en el madrileño barrio de Vallecas, así como en Alicante.

El directivo insiste en la necesidad de que las entidades financieras "ayuden" a que Novaindes retome el vuelo, y a que el sector del ladrillo "vuelva a la normalidad". La compañía, concluye Manuel Recio, es una de las principales inmobiliarias de Andalucía, y que llegó a alcanzar los 150 millones de facturación.

Quién es. El empresario Luis Oliver Albesa está detrás del grupo que se ha hecho con el control de la inmobiliaria Novaindes, cuyo nuevo director general, Manuel Recio -en su día, vicepresidente del Sevilla Fútbol Club-, ha sido quien ha intermediado en la operación de compra del paquete accionarial en manos de la familia San José. Oliver, dicen fuentes del mercado, está especializado en tomar empresas con problemas. Unas salen adelante, pero otras quiebran.

  • 1