miércoles, 20 marzo 2019
12:17
, última actualización
Local

¿Sevilla es una maravilla?

Si usted ha nacido en la ciudad, no tendrá ninguna duda: Sevilla es maravillosa. Pero no sólo de la opinión de los sevillanos se nutre su imagen. Muchos son los turistas que pasean por sus calles, y no todos están de acuerdo

el 07 may 2010 / 18:40 h.

TAGS:

Aunque lo pagan, los turistas creen que el paseo a caballo es demasiado caro; además aseguran que en la ciudad apenas hay fuentes para refrescarse.

"Lo malo no es que los sevillanos piensen que tiene la ciudad mas bonita del mundo... Lo peor es que puede que tengan hasta razón", asegura el escritor Antonio Gala. Sevilla no necesita abuela, pero, ¿cuál es la cara más amarga de la capital andaluza para los turistas que la visitan?

Aunque las maletas embarcan a sus países de origen llenas de abanicos y camisetas que aclaman Joé que caló, sus propietarios confiesan que no son los 38 -para ellos atípicos- grados de temperatura lo que les agota mientras pasean por las calles del Centro, de la Macarena o de Triana. Lo fatigoso es tener que hacer pinitos por una acera de menos de un metro mientras no dejan de pasar coches cuyos propietarios no paran de tocar la bocina. Porque esa es, entre otras, una de las percepciones que los turistas se llevan consigo: Sevilla es ruidosa y su tráfico arrollador.

Además, muchos visitantes se quejan de la escasez de fuentes públicas en las que poder refrescarse o echar un trago. De ahí que, cuando se les pregunta qué productos o servicios les han parecido caros, con una apurada botella de un litro a dos euros en la mano, contestan: "El agua". El agua y el transporte. La mayoría, tanto nacionales como internacionales, confiesan que los precios para subir al autobús y al metro son "muy altos".

Es la cara menos amable de una Sevilla que durante Feria ha recibido menos turistas que en ediciones anteriores. ¿La erupción del volcán islandés es la culpable? Según Santiago Padilla, gerente de la Asociación de Hoteles de Sevilla, no: "La situación es delicada por la crisis, y puede ser peor." Porque aunque la ocupación hotelera se ha situado en torno al 70 por ciento, la ciudad, en Feria, "siempre ha superado esta cifra", explica.

Pero no todo son contrariedades. Los que se animan a venir destacan la limpieza de la ciudad y la amabilidad de los sevillanos.

  • 1