sábado, 17 noviembre 2018
08:13
, última actualización
Local

Un dolmen convertido en campo de labranza

el 19 abr 2012 / 11:46 h.

TAGS:

El Ayuntamiento de Valencina de la Concepción y la asociación Los Dólmenes han alzado la voz para denunciar que trabajos agrícolas en el túmulo hacen peligrar al dolmen de La Pastora, que está catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC). No es la primera vez que se alerta a la Delegación provincial de Cultura de la Junta de la desprotección que sufre este monumento funerario, pero el problema es que en un corto periodo de tiempo ya se ha arado en dos ocasiones sobre el túmulo, incluyendo la zona que pesa sobre el último tramo del corredor y la cámara del dolmen, según criticó ayer la asociación Los Dólmenes.
De estos trabajos agrícolas también ha tenido conocimiento el Consistorio, que el lunes, nada más saber que se estaba arando en la zona, notificó a Cultura lo sucedido y le reclamó que se delimite el entorno del BIC para así preservar la seguridad del monumento.

La concejal de Medio Ambiente, Patrimonio, Turismo y Participación Ciudadana, Sonia Arellano, recordó ayer que no es la primera vez que se ara sobre el túmulo, por lo que recientemente el Consistorio ya solicitó a Cultura que se incrementasen las medidas de seguridad alrededor del monumento funerario, “por ser la Administración que tiene la tutela del BIC”. Arellano manifestó que desde Cultura se notificó al Ayuntamiento de Valencina que se iban a adoptar medidas de protección, pero la edil indicó que desconoce si ya se ha actuado, porque, según remarcó, se ha vuelto a arar sobre el túmulo de La Pastora.
Por su parte, la asociación Los Dólmenes lamentó que de nada haya servido la denuncia que presentaron el pasado 2 de febrero por los trabajos agrícolas en el dolmen, “ya que se ha vuelto a ver afectado por el arado mecánico en profundidad, pasando la maquinaria y removiendo la tierra encima del túmulo”.

Esta entidad indicó en una nota de prensa que la normativa prohíbe expresamente el “movimiento de tierras de cualquier naturaleza, excepto los directamente relacionados con la investigación arqueológica del yacimiento”, así como la “implantación de cultivos cuyo laboreo implique remociones del terreno”. En consecuencia, según esta asociación conservacionista, no se debe admitir “el paso de maquinaria agrícola, así como de cualquier otra tipología o uso, con especial prohibición sobre la de gran tonelaje”.
Ante estas actuaciones, Los Dólmenes arremete contra los responsables de los trabajos, por degradar de forma “irresponsable y premeditada el dolmen de La Pastora”.

  • 1