miércoles, 17 abril 2019
11:08
, última actualización
Local

Un seguro mundial a disposición del sector que garantice el agua para todos

Juan Luis Pozo, director general de Riesgos de Morera &Vallejo, explicó esta iniciativa pionera

el 30 ene 2014 / 23:55 h.

TAGS:

Uno de los capítulos más interesantes de la jornada celebrada ayer en el Cortijo de la Gota de Leche tuvo lugar tras el receso para el café, cuando a la vuelta tomó la palabra Juan Luis Pozo Calderón, director general de Riesgos y Consultoría del Grupo Empresarial Morera & Vallejo, principal artífice del primer seguro mundial de responsabilidad social humanitaria. encuentro-03Una iniciativa que se podría definir como una herramienta diseñada y desarrollada por el Grupo Morera &Vallejo y que ha puesto a disposición de las empresas del sector dedicado al abastecimiento y saneamiento del agua para que éstas puedan responder de forma conjunta y unificada al reto de garantizar el agua para todos, no sólo en España sino en todo el mundo. En particular, este seguro permitiría a las empresas hidráulicas dar cobertura a la petición que realizó en la clausura del evento el vicepresidente de la Junta, Diego Valderas, en el sentido de garantizar el suministro de agua a todos los andaluces en estos tiempos convulsos de crisis económica y social. Pozo empezó su alocución con una reflexión: «Muchas veces, cuando hablamos de responsabilidad social humanitaria, perdemos el norte que el agua en España es gratis y es un bien de titularidad pública. En realidad, lo que cuesta es ponerla en el grifo en calidad y cantidad adecuada y suficiente», recalcó el director general de Riesgos. «Este seguro –continuó explicando Pozo– lo que pretende es homogeneizar los criterios de las empresas, darles una herramienta para que se ocupen del problema». En otras palabras, «se trata de una iniciativa de varias empresas del sector, preocupadas por no poder responder a las necesidades sociales con la agilidad que proporciona el disponer de herramientas de gestión de riesgos propias». Esta cobertura pretende dar respuesta a tres necesidades: en primer lugar, la ayuda humanitaria en catástrofes. La finalidad social del seguro se resume en que permite a los beneficiarios, a través de la contraprestación económica del riesgo cubierto, mantener la situación económica y social que tendrían de no haberse producido el siniestro. Una segunda necesidad sería la ayuda al desarrollo en países desfavorecidos. En este sentido, la transferencia de conocimiento es más importante aún que la simple transferencia económica, pues para garantizar el acceso universal del agua, es necesaria la formación y la capacitación de los futuros gestores de este preciado bien. En tercer lugar, la ayuda a las personas en riesgo de exclusión social mediante la búsqueda de fórmulas de solidaridad. Con todo, Pozo advirtió que «no he visto un sector más comprometido que este con la responsabilidad social. Se oyen quejas de gente por que le han duplicado o triplicado el recibo de la luz y hay que decir que con el agua no pasa esto».

  • 1