domingo, 18 noviembre 2018
15:14
, última actualización
Economía

Y los precios, sin remontar

En 2011 las condiciones climatológicas favorecieron a los cultivos –no como ocurrió un año antes–, aunque la crisis de precios para el agricultor pone en jaque a algunas producciones.

el 25 dic 2011 / 20:59 h.

Son fechas de mirar atrás y hacer balance. En el campo, además de las críticas vertidas hacia la gestión de la ministra saliente, Rosa Aguilar, por parte de Asaja Sevilla, repasemos cuál ha sido el comportamiento de los principales cultivos de la provincia, en la mayoría de los casos marcado por la tendencia de caída de los precios y acentuada por la crisis del pepino. Éste es el resultado del análisis de la patronal.

ARROZ

Buen año. La campaña se saldó con un "excelente" rendimiento medio de la provincia de Sevilla -36.550 hectáreas- de 9.000 kilos por hectárea, si bien se han llegado a superar los 10.000 kilos en muchas parcelas. La producción se elevó a 338.088 toneladas. Normalidad en las dotaciones para riego y una gran calidad.

ALGODÓN

En Sevilla se sembraron 41.783 hectáreas, el 63% del total nacional (66.461 hectáreas). Un año más se superaron las superficies máximas garantizadas de siembra (48.000 ha.), con lo que la ayuda al cultivo se reducirá de 1.400 euros/hectárea a unos 1.010. La producción media aumentó hasta los 2.800 kilos por hectárea, un tercio superior a la de 2010, hasta 180.000 toneladas, el 40% más que la campaña precedente. El anticipo a cuenta se situó en 0,45 euros/kilo, si bien se estima que suba a 0,48-0,51 euros. El perjuicio, señalan, contar solo con siete desmotadoras.

REMOLACHA

Se esperaban mayores rendimientos de los cosechados. La campaña concluyó con 566.689 toneladas, el 36% más, aunque resultó inferior al 90% de lo contratado, algo que se explica en parte por la incidencia sanitaria de la cercospora (un hongo). Asaja pone el acento en el riesgo de desaparición de este cultivo al cargar con un lastre importante, los costes financieros, ya que una buena parte del precio final lo constituyen ayudas que el agricultor tarda más de un año en recibir. Futuro incierto, además, si se cumple la eliminación de cuotas para 2015 que contempla la propuesta de reforma de la PAC. El sector pide cinco años más de margen.

CÍTRICOS

Frente a la campaña pasada, marcada por una baja producción, en esta última, se ha elevado hasta rondar las 530.000 toneladas (480.000 de ellas en naranjas y 32.300 en mandarinas). Sevilla, con el 30% de la producción andaluza, sigue siendo la primera provincia citrícola. Los precios fueron buenos hasta noviembre, cuando se produjo una fuerte bajada. La previsión de la cosecha 2011/2012 supera los 1,7 millones de toneladas, un 3,1% más que la anterior, y un 13,5% más que la media de las últimas cuatro campañas. Andalucía es la única en la que crece la producción frente al descenso de Valencia (9,8%) y Murcia (3,4%).

PATATA

Sevilla, que produce en torno al 70% de la patata temprana de la comunidad andaluza, registró un aumento en la producción, en torno a las 100.000 toneladas. Los precios, en un inicio en 0,25 euros/kilo, cayeron hasta situarse por debajo de los costes productivos. Fue uno de los cultivos afectados por la crisis del pepino, junto con melocotón y nectarina, que se abarataron un 50%.

CEREALES

Importante descenso de la superficie de trigo en la provincia a causa de las abundantes lluvias en la época de siembra. De trigo blando, 50.000 hectáreas cultivadas, 1.000 menos, pero con mejora de un 15% en la producción (154.000 toneladas). Su precio arrancó en 270 euros/tonelada, pero ahora por debajo de 240 euros. En trigo duro, 82.500 ha. cultivadas en Sevilla (35% menos) por las incidencias climatológicas y 250.000 toneladas de producción. La campaña arrancó a 306 euros la tonelada y ahora, a 276.

ACEITUNA

La producción, por debajo de las 500.000 toneladas tras un año 2010 de récord (605.000). El sector se enfrenta a un hundimiento de los precios y a unos excedentes en algunas variedades que mantienen bajas las cotizaciones. Una situación que viene arrastrando en los últimos tres años.

  • 1