martes, 19 marzo 2019
17:54
, última actualización
Economía

"Y si no hay marcha atrás..."

Los sindicatos acusan al Gobierno de la crispación social al reformar las pensiones.

el 23 feb 2010 / 20:29 h.

TAGS:

Miles de personas, 30.000 según los sindicatos y 10.000 según la Policía Local, se han manfiestado esta tarde por las calles del centro de Valencia.

No pronuncian huelga general, aunque la amenaza está en el aire, y más después de que el Gobierno haya manifestado no sólo que sigue adelante, sino que son necesarias reformas amplias para el sistema de pensiones.

Los sindicatos CCOO y UGT sacaron ayer a la calle a miles de personas en diez ciudades para pedir al Gobierno que retire su propuesta de retrasar en dos años (hasta los 67) la edad legal de jubilación.

En la manifestación de Madrid, en la que, según los organizadores participaron alrededor de 70.000 personas y sobre la que la Policía no dio cifras -15.381 personas, según el conteo de la empresa Lynce para Efe-, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, detalló que en Barcelona la secundaron 50.000 ciudadanos.

En el caso de Oviedo los protestantes ascendieron a 40.000, en Valencia a 25.000 y en Alicante a 10.000. El lema en todas, En defensa de las pensiones. No al retraso de la jubilación. La solución no es recortar la protección social.

Ayer fue el primer día de movilizaciones, que se extenderán otros once días más, en los que en total se convocarán 57 manifestaciones por toda España.

La idea es "defender con uñas y dientes, hasta donde dé nuestra capacidad, los derechos laborales y sociales" de los trabajadores, porque, aseguró Toxo, la crisis no la han provocado los asalariados y, por tanto, no la deben pagar ellos.

Para Méndez la propuesta de retrasar dos años la edad legal de jubilación es una "amenaza" ante la que los sindicatos deben responder, ya que provoca "desolación", "desánimo" y "rechazo" en la inmensa mayoría de la ciudadanía.

El líder de UGT la comparó con un "trozo de carne que se pone en la nariz de los tiburones financieros" para que se coman el sistema público de pensiones. Por ello, pidieron al presidente del Gobierno que la retire y que empiece a negociar de nuevo el futuro de las pensiones en España.

Según Toxo, el Ejecutivo tuvo una oportunidad de rectificar, cuando el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, compareció en el Congreso de los Diputados.

Por ello, emplazó a Zapatero a que lo haga "mañana mismo", mientras que Méndez advirtió al Gobierno de que su plan de austeridad para recortar 50.000 millones el gasto público puede dificultar "gravemente" la recuperación y le aconsejó que, en vez de recortar los derechos sociales, aumente los impuestos a los más ricos.

Para el líder ugetista, el Gobierno debe escuchar el "clamor" que habían manifestado los trabajadores en las calles de toda España y "aprender la lección". Por si acaso, Toxo le transmitió a Zapatero que "seguiremos en la movilización y las dos próximas semanas España seguirá siendo un clamor" contra la propuesta de reforma de las pensiones.

"No merece la pena generar una crispación social como la que existe ahora por las pensiones", aseguró el secretario general de Comisiones.

En Barcelona se escuchó la sentencia más contundente. El líder de UGT en Cataluña, Josep Maria Álvarez, exigió al Gobierno que rectifique: "Si no hay rectificación, la cosa no quedará ahí".

Después de la manifestación de ayer en Madrid, Barcelona y otras ciudades españolas, miles de trabajadores están convocados por CCOO y UGT para manifestarse hoy por la tarde en las ocho capitales andaluzas en defensa del sistema público de pensiones y contra la propuesta del Gobierno para retrasar la edad legal de la jubilación a los 67 años e incrementar el periodo de cotización de las pensiones. 

  • 1