martes, 18 junio 2019
21:02
, última actualización

TÚ: Talento Único

Es lo que buscan las empresas, lo que les divierte a tus amigos, el motivo por el que tu pareja se siente agradecida; es el apoyo del compañero, la luz de tus padres, el héroe de tus hijos, la persona favorita de tu mascota...

María Graciani m_graciani /
19 ago 2017 / 20:47 h - Actualizado: 20 ago 2017 / 16:32 h.
  • TÚ: Talento Único

Quién eres TÚ? ¡ojo! tómate tu tiempo para responder que no es baladí la cuestión, más bien amerita su tiempo de reflexión, pues la respuesta será un reflejo de tu personal satisfacción. Ya lo decían los Rolling en su popular tema I can´t get no satisfaction («no puedo conseguir ninguna satisfacción»), la canción está chula pero si te conviertes en el protagonista de la letra, es que tu vida no furula. Para que no sientas que estás bailando el hula-hoop de la monotonía, cambia de ritmo respondiendo con sabiduría: ¿quién eres TÚ? Sin duda, un Talento Único.

El Talento Único es aquél que, en primer lugar, sabe ganarse a sí mismo y luego conquista a su público; el Talento Único es el letrista y el músico de la banda sonora de su vida; el Talento Único es el que tiene la habilidad de convertir el trabajo en algo lúdico porque... ¡te inyecta de actitud más de 500 centímetros cúbicos! Es lo que buscan las empresas, lo que les divierte a tus amigos, el motivo por el que tu pareja se siente agradecido; es el apoyo del compañero, la luz de tus padres, el héroe de tus hijos, la persona favorita de tu mascota... Efectivamente... ¡sólo puedes ser TÚ! Tu Talento Único es lo que busca, alumbra, agradece y favorece a todo tu entorno.

Cuando somos niños tenemos miedo a la oscuridad pero cuando somos adultos... ¡tenemos miedo a nuestra propia luz! ¡nos asusta brillar! y así es como el TÚ se diluye en la oscuridad , como si fuera uno más. Amigos, ¡la diferencia es tendencia! es lo que aporta valor y riqueza en todos los sentidos, porque el anodino, el aburrido... ese pasa siempre desapercibido y pasar por la vida de puntillas (para no hacer ruido, por no molestar) hace que al final te conviertas en una alfombrilla, pues has renunciado a todas tus maravillas y claro, ya no eres TÚ, eres otro porque alguien te vendió la moto del «encajar para gustar» y en lugar de pensar: «Yo que soy, ¿un puzzle o una persona?», permitiste que tu talento entrase en coma y eso equivale a transformarte en la goma de las oportunidades: las borras todas de un plumazo, y si luego, para caminar por la carretera de la vida, te sientes descalzo ¡no te podrás quejar! porque a tu valor decidiste renunciar. ¿Por qué ese miedo a destacar, a brillar con luz propia? No hay nada que me dé más coraje que el talento desperdiciado... Cuando una madre le dice a su hijo: «Tú calladito, no preguntes, no destaques, obedece...», me dan ganas de intervenir y decir: «Señora, ¡pero es que así el niño no crece ni consigue lo que se merece!», el tú de ese niño está claro que se escribe con minúsculas... ¿Educar para la estandarización? ¡eso es una traición a la raza humana! Porque para llenar de sentido, valor y oportunidades el mañana es necesario salirse de la nube de puntos, la clave para trabajar juntos radica en la diversidad de caracteres, aprendizajes, experiencias... ¡así es como se marca la diferencia! Es una auténtica inconsciencia vivir en «modo fotocopia», esto es, convertirte en un calco idéntico a las personas de tu entorno (por aquello de no desentonar), así lo único que se consigue es estancarse, no se evoluciona, todo tu potencial queda K.O. en la lona... El beneficio –humano, profesional, personal– sólo asoma cuando alimentas tu TOMA (TOque MÁgico) y éste vive en el TÚ (Talento Único). Ten bien presente que el «modo fotocopia» te hace vivir en la inopia, es decir, «despitao perdío», sin que te enteres de nada... De hecho, «inopia» en su origen latino venía a significar «sin riqueza» y es que cuando pierdes la fortuna de ser TÚ, conoces la peor de las pobrezas.

Como diría Pablo Alborán: «Tú, y tú, y tú y solamente tú, haces que mi alma se despierte con tu luz, y tú, y tú, y tú», el Talento Único espabila el alma y alumbra la vida para que tu imaginación no se quede dormida; el Talento Único te cuida y te ayuda a estar en forma física, mental y emocional o ¿no te has fijado en la energía que desprenden, lo guapas que se ven y la felicidad que irradian las personas auténticas? Ellas no siguen la métrica, son versos sueltos. Cuando eres TÚ te sucede como a Wally (el de los libros de ¿Dónde está Wally?), tienes unas características tan tuyas y tan originales que te hacen destacar en medio de la multitud, no eres una cabecita más en la marea humana, eres TÚ y el TÚ es el que gana; por el contrario, el que decide vivir camuflado entre el montón tendrá una existencia vana y no será capaz de distinguir entre días y semanas porque todas le pareceran iguales. Recuerda: ¡el TÚ es la leche! Vigila que nadie de tu lado lo eche.


  • 1