martes, 18 junio 2019
19:47
, última actualización
Barrios

Vecinos de la Macarena advierten a la Junta del riesgo de abrir un centro Mena en una «zona conflictiva»

Tildan de «tomadura de pelo» la reunión con la Consejería de Igualdad, que ha defendido que primará la «disciplina absoluta» en este proyecto

Manuel J. Fernández M_J_Fernandez /
13 jun 2019 / 14:52 h - Actualizado: 14 jun 2019 / 15:40 h.
  • Vecinos de la Macarena advierten a la Junta del riesgo de abrir un centro Mena en una «zona conflictiva»
  • Vecinos de la Macarena advierten a la Junta del riesgo de abrir un centro Mena en una «zona conflictiva»

A los vecinos de la Macarena no les convence las explicaciones de la Junta de Andalucía sobre el futuro centro Mena (centro para menores extranjeros no acompañados) en la calle Los Polancos. Las entidades del barrio mantienen su rechazo y además advierten a la Consejería de Igualdad del riesgo de abrirlo en una «zona conflictiva y ya saturada de centros sociales», donde la convivencia «es bastante difícil» y «no se dan las mejores condiciones» para favorecer la inserción de estos menores.

La polémica en torno al nuevo centro de menores en la Macarena va camino de enrocarse. El encuentro que este martes ha mantenido el delegado territorial de Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación en Sevilla, Joaquín Pérez Blanes, con los representantes de la las entidades vecinales Miraflores-Trinidad, San Luis-Pumarejo, San Marcos, Moravia-San Julián y la asociación de vecinos y comerciantes de la Macarena no ha calmado los ánimos del barrio. «La reunión ha sido una tomadura de pelo de la Junta de Andalucía. Por muchas razones no se puede poner este centro de menores en la Macarena, una zona que ya está saturada de centro sociales», han explicado a El Correo de Andalucía los portavoces vecinales, que lamentan que no se escuche la voz de los vecinos en un proyecto tan importante.

«No hay acompamiento vecinal»

«Para lo reinserción de menores lo principal es que haya un acompañamiento vecinal. No lo hay, no porque no queremos a los menores, sino porque no queremos más centros. La zona como está y con el efecto llamada que hay, presenta una convivencia muy difícil. ¿Cómo se puede evitar que estos menores terminen encontrándose en la calle con consumo de alcohol y venta de droga. Advertimos a la Junta que se trata de una zona muy conflictiva», argumentan los residentes, que insisten en que, «si bien es un centro más, hay once distritos en la ciudad, donde se pueden repartir la concentración de instalaciones sociales y albergues que tenemos en la Macarena».

La Junta dice que «seguirá adelante»

Por su parte, el Gobierno andaluz se ha reafirmado y ha asegurado esta semana que «seguirá adelante» con el proyecto del centro de menores en la Macarena pese a las movilizaciones vecinales. La última ha tenido lugar este lunes con una marcha más numerosa que ha concluido ante los jardines del Parlamento andaluz. La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, ha asegurado que en este nuevo centro primarán «las condiciones de seguridad, la convivencia y la disciplina absoluta».

En el pleno del Parlamento de Andalucía ante una pregunta del diputado de Vox, Francisco Serrano, que ha cuestionado la ubicación en una zona que acumula «el 80% de todos los albergues de la ciudad» y ha instado a buscar otro emplazamiento «menos saturado», la titular de Políticas Sociales ha destacado que para esta instalación se contará con «diez profesionales que atenderán un máximo de 25 menores en materia sociolaboral», al tiempo que ha aclarado que «si hay algún problema, se resolverá de inmediato, pero sobre el resto de la zona conviene hablarlo con la autoridad competente, que es el Ayuntamiento».

De igual manera, Ruiz asegura que la Junta está «asumiendo la responsabilidad que la ley otorga» y que «obliga» a atender a todos los Menas en este territorio para «necesidades básicas», aunque si bien, «entiende la situación» pero, eso sí, deja claro que «el resto de recursos y la situación de inseguridad o marginalidad de la zona es algo que no nos compete, y que es del Ayuntamiento».

Espadas pide «diálogo» con los vecinos

Por su parte, el alcalde de Sevilla en funciones y candidato a la reelección, el socialista Juan Espadas, ha instado a la consejera de Igualdad a «no entrar en valorar» elementos que «no le corresponden porque demuestra una gran desinformación», y a darles respuestas a los vecinos de la Macarena, «convenciéndolos de que no generará ningún tipo de problemas».

«No se deben mezclar unas cosas con otras y quien lo haga, en este caso, no es neutral ni busca una solución objetiva. La consejera que se dedique a sus competencias que desde el Ayuntamiento, que mantiene un diálogo abierto y permanente con los vecinos, nos dedicaremos a las nuestras», ha dicho Espadas.

«Poca conexión política»

A este respecto, las entidades vecinales del barrio critican la falta de comunicación entre el Gobierno andaluz y el local. «Ha habido poca conexión política entre Junta y Ayuntamiento. Antes de nada, se tenía que haber hecho un estudio de impacto en la zona y si era o no factible ponerlo aquí. Nos han trasladado que van a estudiar el impacto que habrá sobre la zona y su saturación, pero... ¿eso no tenía que haber sido lo primero?», aseveran los vecinos que lamentan que en todas sus protestas en la calle siempre hay quienes les insultan y tachan de «xenófobos» o «fascistas». Eso sí, avanzan que no desistirán y que seguirán con sus reivindicaciones hasta que se opte por «una alternativa» para el centro Mena.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016