miércoles, 29 junio 2022
05:14
, última actualización

Rajoy a Iglesias: «España no es Venezuela aunque algunos quieran»

El líder del PP afea al candidato de Unidos Podemos que «dude de la limpieza de las elecciones» tras cuestionar al ministro de Interior encargado de las mismas

23 jun 2016 / 21:49 h - Actualizado: 23 jun 2016 / 22:25 h.
"Política","Elecciones Generales 2016","Juan Ignacio Zoido","Juan Bueno","Mariano Rajoy","Juanma Moreno"
  • Rajoy (c), la ministra de Empleo en funciones, Fátima Báñez (i), y el presidente del PP andaluz, Juanma Moreno (d), durante un acto electoral este jueves en Sevilla. / EFE
    Rajoy (c), la ministra de Empleo en funciones, Fátima Báñez (i), y el presidente del PP andaluz, Juanma Moreno (d), durante un acto electoral este jueves en Sevilla. / EFE

El presidente del Gobierno en funciones y candidato del PP a la reelección, Mariano Rajoy, elevó hoy el tono contra Podemos convirtiendo a la formación morada en su máximo rival ante las elecciones del domingo. Tras visitar las instalaciones del club de remo y piragüismo del Club Mercantil a orillas del Guadalquivir, Rajoy cruzó a la otra orilla de Sevilla para un breve mitin en los jardines del Cristina ante un millar de personas en el que afeó al candidato de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, que «dude de la limpieza de las elecciones» tras cuestionar al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, encargado de su organización y en el centro de la polémica desde hace dos días tras salir a la luz unas grabaciones en las insta al director de la Oficina antifraude de Cataluña a buscar casos de corrupción a políticos de CDC y ERC. Rajoy no hizo mención alguna a la unánime petición de todos sus rivales para que cese al ministro y se limitó a criticar el «salto muy fuerte» que ha su juicio ha dado Iglesias al señalar «que las elecciones en España son dudosas». «España es una democracia. España no es Venezuela, que es lo que da la sensación que quieren algunos que se presentan a las elecciones», denunció.

Rajoy estuvo precedido en su intervención por el presidente del PP de Sevilla, Juan Bueno, el número uno al Congreso por la provincia, Juan Ignacio Zoido y el presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno, que pareció hablar más en clave interna para presumir de unidad ante el partido provincial que peor le acogió al llegar a Andalucía para relevar al todopoderoso Javier Arenas –sentado en primera fila en el mitin de hoy junto a la ministra de Empleo, Fátima Bañez– alabando al PP sevillano.

Moreno se centró en la formación que más votos quitó al PP en las pasadas elecciones del 20D y que le disputa al electorado de derecha, Ciudadanos, insistiendo en que votar a la formación naranja «es inútil, es estéril». Moreno lo tiene más fácil para atacar a C’s porque en Andalucía permite gobernar al PSOE de Susana Díaz. Y también fue más directo en sus ataques a los socialistas a escasos metros del Palacio de San Telmo, sede de la Junta de Andalucía que en tres décadas sólo ha tenido inquilinos socialistas y que siempre se le ha resistido al PP. Moreno bautizó San Telmo como la sede de la «Consejería de las promesa» que se sacan en campaña electoral para luego «volverlas a guardar en el cajón» en un «uso de las instituciones que son de todos los andaluces» por parte de la presidenta andaluza y secretaria general del PSOE-A. Y en respuesta a las declaraciones que hoy mismo hizo Díaz exigiendo al PP que se disculpe por poner en cuestión toda la formación a parados en Andalucía tras el anuncio extraoficial de que la jueza archivará la pieza política de esta causa, en el que 24 excargos de la Junta son investigados, se indignó. «Quien tiene que pedir perdón es Susana Díaz y el PSOE por condenar a Andalucía a tener la tasa de desempleo más alta, por invertir menos en sanidad y educación que el resto de España, por hacer que los andaluces seamos los que más impuestos pagamos, porque tiene dos décadas de gestión sentadas en el banquillo de los acusados», en alusión al procesamiento de los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán por el fraude de los ERE.

Con la crítica a C’s y al PSOE ya hecha por Moreno, Rajoy se centró en Podemos, el partido que según las encuestas dará el sorpasso al PSOE y se convertirá en segunda fuerza más votada y por tanto, su posible rival para formar Gobierno si se cumplen los pronósticos y el PP gana sin mayoría absoluta. Sobre C’s Rajoy se limitó a reiterar que el voto moderado debe concentrarse para ser útil pero para el PSOE no sólo no hubo grandes críticas sino hasta alagos. «Estas elecciones son diferentes», dijo, porque hasta ahora «el gran debate era entre un partido de centroderecha y un gran partido como el PSOE con sus cosas buenas y sus cosas muy malas pero en cualquier caso, dos partidos integrados en grandes fuerzas europeas». Rajoy, que defiende la gran coalición entre PP y PSOE para gobernar, una opción que el candidato socialista Pedro Sánchez descarta por completo, advirtió contra los «extremistas que nada bueno han traido nunca y nada bueno van a traer» y contra quienes quieren aplicar políticas de las que son ejemplo países rescatados como Grecia o Irlanda.

«Son elecciones de resultado incierto», admitió, por lo que instó a trabajar «hasta el último segundo» tras defender los resultados de sus políticas económicas y criticar a quien quiere llegar como «un Adán», en alusión a Iglesias, para el que «todo lo de antes no vale nada» y «quiere cambiarlo todo».


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla