martes, 21 septiembre 2021
16:21
, última actualización
Local

Los padres del Portaceli pagaron a universitarios para clases de apoyo

La investigación de Educación sobre la carta que el colegio concertado Portaceli le ha enviado a los padres para pedirles dinero va a toparse con que existen más cobros, que tienen el beneplácito de los padres. El centro contrató a dos becarios de la Facultad de Educación para servir de apoyo en las clases, y fueron pagados por el Ampa por 250 euros al mes.

el 15 sep 2009 / 19:04 h.

TAGS:

La investigación de Educación sobre la carta que el colegio concertado Portaceli le ha enviado a los padres para pedirles dinero va a toparse con que existen más cobros, que tienen el beneplácito de los padres. El centro contrató a dos becarios de la Facultad de Educación para servir de apoyo en las clases, y fueron pagados por el Ampa por 250 euros al mes.

La Consejería de Educación ha abierto una investigación para saber si, esta semana, el colegio concertado Portaceli ha pedido a los padres dinero para costear un servicio que la consejería le está subvencionando. De ser así, el centro estaría defraudando a la administración y a los padres y se expone a ser sancionado.

La Junta ha intervenido de oficio, porque ninguna familia ha presentado una queja formal hasta el momento. De hecho, no es la primera vez que los padres se encargan de "colaborar económicamente para mejorar la calidad del colegio". Según fuentes de la Asociación de Padres y Madres (Ampa) del Portaceli, "el colegio ya contrató a dos becarios de la Universidad de Sevilla desde octubre de 2006 a junio de 2008 para servir de apoyo en las clases" a los profesores titulares. "El Ampa ha financiado los apoyos con 250 euros mensuales por cada becario, más los cánones aparte", aseguran estas fuentes.

Durante los últimos dos años, el colegio se habría servido de estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Educación, donde trabaja la presidenta del Ampa, Teresa González, que ostenta el cargo de vicedecana de Innovación Docente. González rehusó ayer valorar esta información. Por su parte, el decano de la facultad, Santiago Romero, dijo "desconocer el tema como tal", pero recordó que la universidad tiene un sistema de bolsas de prácticas para estudiantes en empresas.

El Portaceli ha enviado esta semana una carta a 150 familias para recaudar 20.200 euros con los que pretende contratar a cinco maestros de apoyo que alivien las aulas de Infantil. Estas clases están saturadas a causa de las órdenes judiciales que han obligado a escolarizar a 31 alumnos por clase, seis más de lo que establece la ratio legal (25 por clase). La carta, firmada por la directora titular del centro, María Luisa Trujillo, ha motivado una investigación de la consejería. Educación ha ordenado al servicio de Inspección un informe para saber si el colegio está haciendo cobros ilegales, disfrazando cuotas de voluntarias, cuando en realidad son obligatorias. Este periódico ha tratado sin éxito de ponerse en contacto con la directora del centro.

Buscar refuerzos. La Administración ha subvencionado este año las cinco nuevas líneas de Infantil del Portaceli, costeando el salario de los profesores y haciendo la matrícula gratuita para los alumnos. En esos cursos es donde la dirección del centro quiere meter a "monitores" de apoyo, para que haya dos maestros por clase que sean capaces de sobrellevar el elevado número de alumnos que les han enviado los jueces.

Fuentes del colegio aseguran que han pedido a la Delegación Provincial de Educación que les envíe a personal de refuerzo, y que ésta se ha negado. Educación recuerda que la figura del "monitor" de Infantil, como lo llaman en el concertado, no existe como tal. En el sistema escolar sólo hay monitores de Educación Especial, y la Junta sólo envía profesores de refuerzo a los colegios de zonas deprimidas, con alumnado con problemas de aprendizaje o con familias muy desfavorecidas.

  • 1