In fraganti

Metaverso, solidaridad y ganas en el Rotary International

Un almuerzo en un Club rotario sevillano maridó la realidad virtual con la cruda terrenal. Oficiaron dos conferenciantes expertos, Carlos Mats y el Padre Manuel Ángel

Juan-Carlos Arias jcdetective /
03 dic 2022 / 04:00 h - Actualizado: 03 dic 2022 / 04:00 h.
"ONG","Solidaridad","Navidad","Juguetes","Cáncer","Menores","In fraganti","Abogacía","Pandemia","Seguros","OMS"
  • Conferencia de Carlos Mats.
    Conferencia de Carlos Mats.

En la capital de La Giralda hay algunos colectivos donde se aprende, se confraterniza y se comparte. En otros se reza, hay copeteo o el jolgorio hace de las suyas. Varias veces citó este periódico decano hispalense al rotarismo local porque son del primer colectivo. El espíritu es ‘dar de sí antes de pensar en sí’ lo profetizó su fundador Paul Harris en el Chicago de 1905.

Hoy Rotary International reparte sobre 46.000 clubs en los 5 continentes y congrega a casi 1,5 millones de socios. Su Fundación es la ONG con más proyectos, becarios y presupuesto del planeta tras la Cruz Roja. Uno de sus logros es erradicar prácticamente la polio en el mundo, junto a la OMS. Miles de sanitarios voluntarios vacunan allá donde el virus aceche o regrese.

Sobre Rotary en Sevilla hay bulos, inventos y malentendidos sobre su supuesto elitismo, ser parte de la masonería o albergar ritos secretos. Tales sambenitos se desmienten solos. Sus cargos rotan (de ahí lo de Rotary) cada año y democráticamente, sus eventos son públicos, no gastan nada en sedes y trasparentan su solidaridad, incluidas las cuentas internas.

En cada club predominan profesionales y empresarios que fraternizan y comparten normas éticas, personal y laboralmente. Sus iniciativas devuelven a la sociedad lo que reciben. Fomentan la tolerancia, la buena voluntad y la paz en el mundo. ¡Vaya! ni está Satán, ni se sacrifica a nadie.

En Sevilla hay en 2022 seis Clubs, aglutinan a casi 250 miembros. En 1927 se fundó el primero. Lo integraron empresarios, políticos o juristas de pro, como el ministro Manuel Blasco Garzón.

El notario hispalense José Gastalver fue el primer Gobernador del Rotary español en la década de los 30s del pasado siglo. El paréntesis de la dictadura franquista prohibió el rotarismo español por creerlo, aquella autocracia, parte de una conspiración judeo-masónica.

El presente con futuro

Esta semana un almuerzo en el Real Club de Golf congregó a casi 60 comensales. Citaba el Rotary Club Sevilla International (RCSI). Convocaba su Presidente Ana Garrido –empresaria de una acreditada ETT-, la directiva del RCSI y su antecesor, el jurista Antonio Barba. Tuvo que limitarse la asistencia ante la avalancha de reservas tras conocerse a los dos conferenciantes invitados. De un lado, desgranaría la virtualidad del Metaverso Carlos Mats. De otro, el Padre Manuel Ángel explicaría su ayuda terrenal a quien lo demanda sin pedirlo.

Fran Guillén, ingeniero, escritor y apóstol mairenero del emprendimiento, introdujo a su patrocinado Mats. Guillén verbalizó tantas ganas de oir a Mats que lo contagió a la concurrencia. Después, el hondureño afincado en Guatemala acreditó conocer su oficio y mucha valía. Conferencia en países hispano y angloparlantes revelando que el Metaverso, el internet virtual, ha llegado para quedarse.

Metaverso, solidaridad y ganas en el Rotary International
Asistentes al almuerzo.

Con palabras justas, de sabio humilde con oratoria y didáctica, Carlos Mats explicó que un dispositivo proyecta un gemelo virtual para navegar e interactuar con terceros. Es una vívida realidad, pero no tangible. Añade potenciales en la inteligencia artificial, otros lenguajes, datos, negocios y desarrollos en otros formatos que nos parecen infinitos.

Mats no sólo vuelca su talento en la plataforma IKA, advierte con rigor que el metaverso revoluciona ya tanto nuestras vidas como el móvil hace lustros. Este orador imanta hacia su tesis con un verbo creíble. Nadie imaginó que todo está ahora tras las pantallas. Mats nos dio la primicia, como Chaves Nogales hacía con sus crónicas.

El Padre de huérfanos sociales

Luis Prieto, empresario de éxito e inversor con olfato, introdujo a un curtido capellán penitenciario. Sus palabras sobre Manuel Ángel Cano quedaron cortas ante el coraje del religioso. En 1987 creó AFAR (Ayuda a Familias Abandonadas de Reclusos). Esta ONG cumplió 35 años con una plantilla de profesionales que encarnan corazones solidarios ante quienes nadie ve en una sociedad cada vez más egoísta e individualista.

El sacerdote no tomó al RCSI como púlpito, compartió palabras y vivencias que sólo un bien nacido pronuncia: ‘Recibo mucho, lo doy todo’. AFAR es un objetivo del RCSI. Alentará afiliaciones y padrinazgos para integrar y empoderar a ‘quienes nadie quiere’, según el Padre Manuel Ángel.

Metaverso, solidaridad y ganas en el Rotary International
Ana Garrido.

Si bien AFAR comenzó su andadura ayudando a miles de reclusos que disfrutaban la libertad huérfanos de familia, trabajo, vivienda y recursos hoy la ONG creció. Amplía su catálogo asistencial por distintos centros de la provincia sevillana a los sin techo, post-operados, drogodependientes o adictos. La ayuda de AFAR alcanza hasta quienes transitan hacia una vida autónoma desde la emergencia de la vulnerabilidad.

Un centro de día, un catering social, talleres ocupacionales, eventos solidarios y docencia sensibilizadora estrecha la mano amiga de AFAR hacia quienes la precisan. Una larga lista de empresas, particulares, voluntarios, padrinos y entidades hacen posible que germinase la obra de un hombre bueno. Corrobora a la feminista que regeneró las prisiones sobre el paternalismo. Concepción Arenal repetía: ‘Cuando la culpa es de todos, no es de nadie’ o ‘Abrid escuelas y se cerrarán cárceles’. Las frases relativizan a la que saludaban a los internos: ‘Odia el delito, compadece al delincuente’.

Otros proyectos del RCSI

El último evento del RCSI, fundado en 2019, fue un éxito más del club sevillano tras superar los avatares de la pandemia. La supervivencia se debe en gran parte al tesón de Antonio Barba, su primer presidente y fundador. Entre los comensales vimos a diputados provinciales, Antonio Benjumea (Alcalde de Palomares) y Carmen Santa María (Concejal de Gelves), al dueño de expoflamenco.com (web líder del sector fuera de España), el canadiense Mitch Helten más su inseparable cantaora venezolana Jafelin.

La notaria Carmen Loscertales repetía presencia junto a un nutrido grupo de empresarias (Ana Llopis, Monje y Muñoz, Sensi y Rocío Sánchez), ilustres de la abogacía (Bárbara Luna, Manuel Cupé y Marín, Rafael Martín y Casal más Antonio García-Berbel), consultoría, seguros, ingenierías, tecnológicas, docentes universitarios y detectives más Christian Saint-Roman, líder del Tom Collins, Club de negocios.

Hacen pocas semanas el RCSI patrocinó un cóctel solidario en favor de ENACH (Asociación de Enfermedades Neurodegenerativas por Acumulación Cerebral de Hierro en España).

La tenacidad de su presidente Antonio López, más el unánime apoyo de los socios del RCSI, recaudaron más de 12.000 euros. De ellos 5.000 fueron aportados por el programa Aproxima del Banco MEDIOLANUM. Con ese dinero se financiarán distintas líneas investigadoras de una patología de la que se sabe muy poco siendo sus efectos devastadores.

Además de apoyar AFAR y ENACH este curso rotario el RCSI proyecta compartir sinergias con la Asociación Mar Pozo ‘por la sonrisa de un niño’. Esta colectivo mejora estancias hospitalarias de menores con cáncer y evitarles sufrimiento. También, el embajador del RCSI Sebastián Morales en Hermandad de la Pastora-Capuchinos repetirá aportes para que las cartas a los reyes de niños desfavorecidos tengan juguetes. El programa ‘un niño un rey’ consolida un necesario proyecto ante la inminente navidad.

En el RCSI se maridan muchas cosas sin perder horizontes. El networking de sus eventos, inversiones, potenciales negocios e intercambios profesionales se empatan a proyectos que consuma o apoya. En este colectivo se ve que sobra palabrería y buenas intenciones predominando los hombros que se arriman por causas humanas. Este colectivo practica la solidaridad, que entraña compartir lo que se tiene, no la caridad, que -al cabo- es dar lo que sobra.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos